¿Cómo iluminar tu casa?

La clave para iluminar una casa es elegir el tipo de luz y la intensidad correcta para cada estancia, ya que dependiendo del uso, ésta requerirá un tipo de iluminación u otro.

Algunos ejemplos prácticos: en el comedor se recomiendan luces relajantes de intensidad variable para crear diferente ambientes; en la cocina, un espacio que demanda una luz más intensa, se recomiendan luces brillantes; y en el baño es aconsejable usar luces claras para que podamos vernos mejor.

5 trucos para conseguir una iluminación perfecta

Los objetivos de iluminar una casa, independientemente del estilo, son:

  • Llenar los espacios de vida.
  • Facilitar la realización de actividades.
  • Resaltar la decoración.
  • Evitar accidentes.

Algunos consejos para lograr estos objetivos, tanto para la iluminación de una casa rústica como para la iluminación de una casa minimalista, son:

La iluminación no debe deslumbrar 

Es importante que la luz no deslumbre ni provoque sombras molestas. Apuesta por una iluminación suave, uniforme y homogénea.

Pon varios puntos de luz en cada habitación 

Colocar distintos puntos de emisión crea sensación de amplitud y distribuye la atención en una estancia. Si ponemos un único punto (por ejemplo en el techo), la iluminación será más agresiva, creará sombras y consumirá más energía.

Mezcla luces directas e indirectas 

Jugar con la iluminación aporta personalidad a nuestra casa. Con las primeras puedes destacar un mueble o un cuadro que te guste, y con las segundas ofrecer sensación de calidez y tranquilidad. Esta opción es especialmente interesante cuando planificamos la iluminación de una casa rústica. Para evitar que queden espacios oscuros en las esquinas, utiliza apliques en las paredes.

Ilumina las zonas de tránsito 

Un error común a la hora de iluminar una casa es no prestar atención a los pasillos o escaleras. Sin embargo, en estas zonas la iluminación es sinónimo de seguridad, por lo que debemos cuidar tanto el tipo de luz como la ubicación de los interruptores.

Utiliza LEDS y bombillas de bajo consumo

Iluminar la casa con LED ofrece muchas ventajas. Estas luces consumen menos, por lo que el ahorro energético está garantizado. Además, las bombillas LED apenas emiten calor y ofrecen una luz nítida y brillante. Otra de sus ventajas, especialmente en zonas como el comedor, es que permiten controlar la intensidad lumínica en función de su uso.

¿Luces cálidas o luces frías? 

Cada habitación necesita de un tipo de iluminación en función de su estilo y uso. A continuación te damos algunas ideas de iluminación para casa:

  • En los dormitorios es mejor usar luces suaves y cálidas. En las mesillas de noche puedes poner lámparas de luz cálida y directa. Si tu habitación tiene ropero te aconsejamos instalar dentro focos empotrados de luz fría que no creen sombras y que proyecten la luz hacia el interior.
  • La cocina es una de las partes de la casa más difíciles de iluminar porque la luz debe cubrir todo el espacio y permitir visualizar el fondo de armarios y cajones. Nuestro consejo es utilizar diferentes puntos de luz y que éstos sean más claros e intensos en las zonas trabajo. Una opción extendida para iluminar la cocina son las tiras de LEDS, ubicadas bajo los muebles y que permiten poner luz sobre la encimera sin crear sombras.
  • Un de truco para conseguir una iluminación perfecta en el baño es imitar la luz natural. Tradicionalmente en esta zona eran habituales los tubos halógenos en el techo o en la parte superior del espejo, pero cada vez se apuesta más por luces suaves y varios puntos de luz en techos y paredes. ¿Una apuesta infalible? Instalar una fuente de luz escondida detrás del espejo.
  • ¿Sabes que iluminar las estanterías ayuda a crear una mayor amplitud de espacio? Este truco también te permitirá conseguir una iluminación más profesional centrando la atención en elementos como libros, fotografías y cuadros. De todas las opciones para iluminar las estanterías, la más utilizada son las tiras LED blanco natural, aunque también puedes elegir LED RGB. Esta segunda opción es más arriesgada y colorida pero también puede ofrecer resultados atractivos.

Una buena iluminación cambia nuestra forma de percibir el espacio y nos permite acentuar zonas, crear ambientes, destacar texturas y dar sensación de amplitud. Se trata, por tanto, de un aspecto importante que debemos planificar con cuidado a la hora de decorar nuestra vivienda o antes de hacer una reforma.

Si quieres iluminar tu casa de manera óptima, contacta con profesionales. En GETECO realizamos reformas y proyectos de iluminación para todo tipo de viviendas y de oficinas. ¡Escríbenos!