Maderas de moda para tu hogar

La madera siempre está de moda y siempre es una opción a tener en cuenta para nuestras puertas, ventanas, suelos, muebles y elementos decorativos. Incluso existe un tipo de decoración, el wabi sabi, basado en la imperfección, la simplicidad y la permanencia a lo largo del tiempo, tres características que han convertido a la madera en su material predilecto.

Ventajas de usar maderas en el hogar

Es sencilla

La madera es un material natural y noble. Su sola presencia imprime a la estancias personalidad convirtiéndose en protagonista indiscutible.

Es elegante

La madera es capaz de convertir un mueble funcional, como por ejemplo una estantería o una mesita auxiliar, en una verdadera obra de arte.

Es versátil

Podemos utilizar madera prácticamente en todos los lugares de la casa. El algunas estancias, como el dormitorio o el comedor, es acogedora, apacible e invita a quedarse. Además, combina con todos los estilos.

Es resistente

La madera resiste muy bien el paso del tiempo. Algunos tipos de madera incluso son más bellos cuando envejecen. Y aunque actualmente se apuesta por los tonos claros para las maderas del hogar, lo cierto es que aquellas oscurecidas por el paso del tiempo siguen siendo un must sin perder un ápice de su encanto natural.

Es reutilizable

Uno de los principales problemas de las maderas del hogar es la carcoma. Aún así, si somos capaces de eliminarla, podemos utilizar la madera durante años. También podemos aplicarle distintos colores y barnices para cambiar su aspecto o para reparar golpes. En cualquier caso imperfecciones como nudos, cortes, zonas oscurecidas o hendiduras, lejos de ser un inconveniente, añaden a la madera un plus de atractivo.

Maderas para el hogar: ¿cuáles son las tendencias actuales?

Podemos clasificar las maderas del hogar en dos grandes grupos según su dureza y propiedades mecánicas:

  • Maderas duras. Son más pesadas, oscuras y resistentes, por lo que también son más difíciles de trabajar. Su precio es mayor y ofrecen una mayor resistencia a la humedad, aunque su capacidad aislante no es elevada. Pueden usarse tanto para exterior como para interior.
  • Maderas blancas. Tienen un aspecto claro y son más flexibles y maleables que las duras, por lo que pueden trabajarse sin problemas. Este tipo de maderas son más baratas y, aunque resisten peor la humedad, son muy aislantes. Suelen usarse para interiores.

Elegir maderas duras o blandas depende del uso que vayamos a darle y del estilo de nuestra casa. A continuación, ponemos algunos ejemplos de maderas del hogar que son tendencia:

Roble (madera dura)

Es muy resistente y duradera pero también difícil de trabajar, ya que puede agrietarse en el sentido de las vetas. Es precisamente este veteado lo que la convierte en una de las maderas del hogar más demandadas para la fabricación de suelos de madera. Es muy reconocible por su color marrón claro con tonos grisáceos.

Nogal (madera dura)

La madera de nogal se caracteriza por su veteado ondulado y por un característico marrón intenso. Suele emplearse para la fabricación de puertas y es una madera habitual en casas de estilo rústico.

Olmo (madera dura)

Reconocerás la madera de olmo por su color marrón claro y por sus vetas rojas y grises. Es muy resistente y antiguamente se usaba en la construcción de barcos. Actualmente se utiliza en escultura y ebanistería, siendo el material con el que se fabrican muebles elaborados y decorativos como baúles, cómodas y mesitas.

Ébano (madera dura)

En un momento en el que las maderas negras están de moda, el ébano no puede faltar en un ranking de maderas del hogar. El ébano es resistente, denso y prácticamente negro. Su densidad es tan alta que se hunde en el agua. Su textura ofrece un pulido muy suave. Prácticamente es una joya.

Álamo (madera blanda)

La madera de álamo se caracteriza por un veteado verde suave, casi imperceptible, sobre tonos grises. Este tipo de madera se utiliza en la fabricación de mobiliario y encaja en ambientes minimalistas, siendo una de las tendencias decorativas de 2018 que se mantiene en la actualidad.

Abeto (madera blanda)

La madera de abeto es cada vez más habitual para revestir paredes y techos interiores. Su aspecto moteado y su elasticidad la convierten en una buena opción frente a otras maderas blandas como el abedul o el pino, menos estéticas y que actualmente se utilizan menos.

La madera es un material natural y, como tal, nunca pasa de moda. Da igual cómo sea nuestra casa: la madera siempre ofrece una sensación de calidad y suavidad al tacto, independientemente de que nos gusten las líneas clásicas, rústicas o vintage.

¿Quieres decorar tu hogar utilizando la madera como elemento principal? En Geteco te ayudamos a conseguirlo. ¡Ponte en contacto con nosotros y disfruta del resultado final!