Cómo saber dónde comprar Papel pintado

Después de pasar algunos años olvidado, el papel pintado ha vuelto con fuerza para convertirse en una de las alternativas más rápidas y económicas para ornamentar las paredes de nuestra casa.

Los motivos son muchos: además de sus ventajas y facilidad de aplicación, el papel pintado ofrece muchas posibilidades decorativas y permite trasladar estampados o colores, antes exclusivos de los textiles, a paredes y techos.

Si estás pensando en revestir tus paredes con papel mural, tienes un amplio abanico de opciones que puedes conocer a través de revistas, catálogos, tiendas físicas o redes sociales, donde también puedes comprar papel pintado.

Con tanta variedad, nuestra recomendación como expertos en interiorismo en Valencia es que veas muchos modelos, ya que así es más fácil que encuentres un diseño que se adapte a lo que buscas.

¿Qué papel pintado comprar? Claves para elegir

Antes de comprar un papel pintado que te guste estéticamente, conviene que tengas en cuenta algunas cuestiones básicas sobre este material, como por ejemplo su composición, los diferentes tipos y cuál se recomienda para cada parte de la casa.

Igualmente, es interesante que conozcas algunas cuestiones básicas para mejorar la imprimación y garantizar una fijación en la pared más duradera.

Tipos de papel pintado por su composición

El papel pintado es una lámina delgada, compuesta de pasta de fibras vegetales u otros materiales que, mezclados con agua, secados y endurecidos quedan adheridos a la pared.

En función de cómo sea la parte visible del papel (es decir, la parte que queda a la vista una vez empapelada la habitación), podemos distinguir entre:

  • Vinílico: tiene base de papel normal y encima una capa de vinilo impermeable que lo hace 100% lavable y resistente a la humedad, el calor, los roces o los rayos solares.

 

  • Tejido no tejido (TNT): tiene una base textil (celulosa y fibras de poliéster) y una capa superficial de vinilo acrílico. De tacto muy suave y algo menos resistente que el papel vinílico, es transpirable y lavable.

 

  • Papel pintado tradicional: está formado por una capa de papel, generalmente bastante fina. Como no tiene revestimiento protector, es más delicado y únicamente puede limpiarse "en seco".

Tipos de papel según su colocación

Cada papel se coloca de una forma.

Por ejemplo, los papeles pintados vinílicos suelen ser autoadhesivos (basta con despegar la parte trasera y pegarlo en la pared), mientras que los papeles TNT son más delicados y debe utilizarse un pegamento especial para trabajar con ellos.

Para poner el papel tradicional, se puede usar una cola "normal".

Además, dependiendo del tipo de pared, es mejor apostar por un papel de alto gramaje, por papeles con relieve para cubrir imperfecciones o por papel con alta resistencia solar.

Un papel para cada tipo de estancia de la casa

Comprar un tipo de papel pintado u otro depende, fundamentalmente, de dónde quieras colocarlo.

En cocinas y baños únicamente puedes colocar papel pintado vinílico o TNT, pues estas habitaciones de la casa son más húmedas y suelen mancharse más. Aun así, se recomienda no poner papel en zonas de agua (detrás del fregadero o en la ducha) o de fuego (salpicadero de los fogones).

En las habitaciones infantiles se recomienda papel vinílico porque su superficie plástica permite lavarlo con facilidad. Lo ideal es comprar papel pintado libre de PVC.

Algo similar ocurre en las zonas de mayor tránsito (pasillo, entrada de la vivienda, salón), donde puedes utilizar tanto vinílico como TNT.

El papel pintado tradicional únicamente se usa en zonas poco húmedas y poco transitadas como despachos, vestidores o dormitorios de adultos.

¿El mejor consejo? Una vez elijas el modelo que te gusta, fíjate bien en los detalles que aparecen en etiquetas o embalajes sobre resistencia, mantenimiento o modo de aplicación.

Otras cosas que debes sabes antes de comprar un papel pintado

¿Puedo poner papel pintado en cualquier superficie?

Puedes empapelar paredes que no sean excesivamente porosas ni impermeables, y que estén limpias, libres de polvo, secas y sin humedades o agujeros.

Lo ideal es que, antes de colocar el papel, las paredes se lijen para eliminar asperezas y tapar arañazos, marcas o desconchones.

Si lo deseas, puedes cubrir con papel pintado vinílico o TNT incluso azulejos de cerámica.

¿Qué es el rapport y por qué es importante cuando compramos papel pintado?

 

El rapport es la repetición del dibujo en los rollos de papel pintado con algún tipo de estampado.

Esta repetición es muy importante a la hora de colocar las diferentes láminas o trozos de papel.

Normalmente, si el dibujo es vertical, las tiras encajarán unas con otras sin demasiado problema. Pero, cuando el rapport es recto, las tiras deben al milímetro para no desfigurar el diseño, lo que puede resultar complicado.

¿Cuánto material necesito?

Una vez tienes claro qué diseño quieres y dónde comprar el papel pintado que te gusta, surge otra duda: ¿cuánto papel necesitas?

Cuestiones como el rapport pueden condicionar cuánto material desperdiciarás, aunque lo fundamental es calcular la superficie a empapelar en metros cuadrados (m²).

Para hacer la operación, multiplica el ancho por el alto de la habitación. Si hay ventanas o puertas, divide la superficie en cuadrados/rectángulos imaginarios y, después, mide los metros de cada cuadrado quitando puertas y ventanas. Para acabar, suma todas estas partes.

Respecto a la cola o pegamento, lo ideal es comprar el adhesivo en formato polvo (que hay que mezclar con agua) o listo para aplicar. Suele venir en envases grandes, así que no tendrás problema.

Si tienes dudas, consulta en el lugar donde vayas a comprar el papel pintado.

¿Buscas profesionales de las reformas, la decoración y el interiorismo en Valencia? Llámanos. Ofrecemos servicios integrales y un trato completamente personalizado.