Cómo decorar un recibidor pequeño

El recibidor acoge a los visitantes y es la parte visible de la vivienda para quienes se quedan en la puerta. Por eso, y aunque muchas veces pensemos únicamente en su uso (para dejar las prendas de abrigo, los paraguas o los bolsos, guardar las llaves o recoger la correspondencia, etc.) desde el punto de vista estético el recibidor es importante, ya que, además de ser una de las zonas más transitadas de la casa (lo vemos cada vez que entramos o salimos), puede convertirse en nuestra mejor tarjeta de presentación, sobre todo si queremos mostrar un piso para alquilarlo o venderlo.

Si te estás planteando hacer una reforma, no olvides darle al recibidor la importancia que merece: analiza al detalle cómo debe ser su distribución o qué elementos puedes incorporar en función de sus dimensiones. No hablamos de algo nuevo. De hecho, algunas tendencias como el Feng Shui establecen unas pautas propias para decorar el recibidor.

En esta ocasión, desde GETECO nos hemos centrado en recoger algunos consejos para decorar un recibidor pequeño. ¿Nuestro objetivo? Conseguir que este espacio de reducidas dimensiones cumpla su función como zona de transición natural hacia el resto de las estancias de la casa.

Cómo decorar un recibidor pequeño y moderno en 4 sencillos pasos

Busca el equilibro entre lo estético y lo funcional

Puesto que cada recibidor es único en cuanto a morfología y distribución, el primer paso para decorar recibidores muy pequeños es elegir elementos decorativos que sean bonitos, pero también funcionales.

En lo que a muebles se refiere, las consolas son las reinas indiscutibles del recibidor, ya que permiten aprovechar la parte superior para poner elementos decorativos como lámparas, jarrones y bandejas donde dejar correo o las llaves.

Otra de las piezas a las que puedes sacar mucho partido en el recibidor son los bancos, en los que puedes sentarte, dejar cosas o, simplemente, servir como decoración.

En todo caso, si nuestro recibidor es muy pequeño, quizá tengamos que valorar otras opciones como los taburetes de cuero o los cestos, que nos ayudan a imprimir un toque moderno usando un espacio mínimo.

Espejos para aumentar la sensación de espacio

Los espejos, tanto colgados como apoyados en la pared, contribuyen a iluminar y ampliar las estancias, algo muy interesante si queremos decorar un recibidor pequeño o con muy poca luz.

Lo más importante es elegir un espejo que encaje con tu estilo. Los espejos tipo ventana y cuadrados siempre son una buena opción.

Te puede interesar: DISEÑO DE INTERIORES: EL SECRETO DE LOS ESPEJOS

¿Otra buena idea? Pon un espejo de pie que, además de ser muy práctico, aporte una sensación de profundidad.


Estantes y percheros, tus grandes aliados

El recibidor es perfecto para ubicar esos muebles auxiliares a los que quizá no encuentres hueco en otra parte de la casa, como pueden ser zapateros o baúles.

En ambos casos, estarás ganando un interesante espacio de almacenaje, a la vez que decoras la entrada de tu vivienda.

Si tu recibidor tiene dimensiones muy reducidas, es posible que estos muebles queden demasiado ajustados. ¿Qué hacer entonces? Opta por lo más sencillo: simplemente, coloca un estante en la pared. De esta forma, tendrás más amplitud y podrás añadir elementos decorativos, como por ejemplo plantas.

También puedes completar la decoración de tu recibidor con un perchero original para tus chaquetas y bufandas.

Una ideas de las dos opciones anteriores y que puede ayudarte a decorar un recibidor pequeño es colocar un estante bajo y, sobre él, varias perchas de pared, individuales, a varias alturas.

Alfombras étnicas o naturales: imprescindibles en un recibidor pequeño moderno

Las alfombras añaden calidez e impacto visual al espacio. Por supuesto, la elección de la alfombra para tu recibidor es muy personal, y dependerá de tus gustos y estilo. Sin embargo, puedes seguir algunos consejos básicos independientemente del tamaño disponible.

Por ejemplo, conviene que la alfombra ocupe gran parte del suelo, para dar homogeneidad, enmarcar visualmente el espacio y evitar resbalones y tropezones, aunque se debe respetar siempre la zona de la puerta para no molestar al abrir o cerrar.

En el caso de comunicar el recibidor con la estancia principal de la casa, como es el salón, conviene que todos los elementos, también la alfombra, sigan la misma estética o línea decorativa.

Las alfombras de lana, algodón o fibra siempre son una buena alternativa. Los kílims o las alfombras de inspiración étnica también son un acierto para decorar un recibidor pequeño.

Conclusión

El recibidor puede causar una primera impresión muy duradera en los visitantes de tu casa, por eso conviene cuidar cada detalle. Además de los consejos anteriores, para decorar un recibidor pequeño moderno te recomendamos añadir objetos personales como fotos o cuadros, libros o revistas, y coloca flores frescas o plantas de interior. Y todo ello sin olvidar la premisa "menos es más", fundamental en este caso.