Cómo aislar el frío de una casa

Uno de los principales problemas de eficiencia en los equipos de aire acondicionado y calefacción es, precisamente, el mal aislamiento de techos y paredes, algo que repercute negativamente en el rendimiento de las instalaciones de climatización.

¿Por qué es importante aislar el frío de una casa?

Según un estudio publicado por expertos en 2016, más del 90% de las viviendas de nuestro país pierden energía de manera innecesaria, siendo su principal vía de escape los tejados y fachadas, elementos por los que puede perderse hasta un 60% de energía.

Aislar térmicamente tu vivienda es una opción muy rentable, pues la inversión inicial supone un importante ahorro en las facturas de gas y de luz (hasta un 35%,) y la revalorización del inmueble tanto para venta como para alquiler.

¿Cuáles son los mejores aislantes? 

Seguro que alguna vez has oído las bondades del papel burbuja para aislar el frío. Pero, ¿es esto cierto o se trata de una leyenda popular? En primer lugar, debes saber que un buen aislante debe cumplir estas características:

  • Baja conductividad y alta resistencia térmica. Ambas son básicas para protegernos tanto del frío como del calor.
  • Aislamiento acústico. Los mejores materiales aislantes tienen fibras que absorben y amortiguan los ruidos exteriores.
  • Resistencia al paso del calor. Es decir, que el calor exterior tarde lo máximo en atravesar la capa aislante.
  • Capacidad ignífuga o buen comportamiento contra el fuego. El aislante, además de protegernos de calor, frío y ruidos, también debe mejorar la seguridad de nuestro hogar.

Los principales materiales que cumplen con estas características y que, por tanto, consideramos aislantes eficientes son:

  • Poliestireno Extruido. Es un material utilizado para mejorar el aislamiento térmico exterior y proteger una vivienda del frío. Este material conserva sus propiedades incluso al mojarse, considerándose ideal para impermeabilizar cubiertas y tejados.
  • Poliestireno Expandido. Este material, comercializado en láminas y conocido popularmente como poliespán, tiene apariencia de corcho blanco y se considera muy versátil por su capacidad de aislamiento y su ligereza. Se emplea, fundamentalmente, para aislar paredes.
  • Polietileno Espumado. Este material se utiliza mucho en el sector de la construcción por su capacidad de aislamiento del sonido y del calor, y por sus excelentes propiedades para absorber golpes y ruido. Se utiliza para mantener el calor, de ahí que sea habitual para aislar tuberías de sistemas de calefacción, aunque también se recomienda para aislar suelos de baldosa y parquet.
  • Lanas minerales y fibras naturales. Con este nombre genérico se definen una serie de materiales naturales utilizados para aislar viviendas desde interior hacia el exterior, entre ellos la lana mineral o de roca y la fibra de vidrio. Este tipo de materiales se emplean como aislante en elementos constructivos como falsos techos, cubiertas, tabiques, suelos, estructuras de forja, tuberías, conductos de aire acondicionado, puertas o cerramientos exteriores.

Cómo aislar el frío de una casa: materiales y reformas

Para entender cómo aislar una casa del frío o del calorde manera eficiente, es fundamental saber qué tipo de reforma o qué parte de la vivienda queremos aislar (paredes, techos o suelos, eliminar puentes térmicos de ventanas y puertas, reforzar la envolvente del edificio, etc.), y si queremos realizar el refuerzo del interior al exterior o viceversa. 

Cómo aislar el frío de una casa desde el tejado 

El tejado es una de las partes de la vivienda por la que perdemos más calor. A la hora valorar cómo aislar el frío de una casa, es fundamental saber si hay que reforzar el aislamiento en esta parte de la estructura.

Una de las formas más eficaces para aislar un techo de una casa del frío es colocar capas material rígido combinado con material blando (corcho, poliestireno expandido…) que pueda fijarse a la cubierta de manera sencilla. Para realizar este tipo de aislamento del interior al exterior también pueden usarse las lanas minerales.

Cómo aislar el frío de una casa desde las paredes 

El aislamiento de paredes puede hacerse desde el interior o desde el exterior. Aislar las paredes desde el interior es más barato y asequible; hacerlo desde el exterior es más caro y, al ser una obra en la fachada, es necesario pedir permiso a la comunidad de propietarios (en el caso de pisos comunitarios).

El único problema de mejorar el aislamiento de las paredes del interior al exterior es que puedes perder algunos metros útiles de la vivienda. Los materiales se colocarán haciendo un trasdosado (es decir, colocando placas de materiales especiales en las zonas que den al exterior) o mediante inyección en cámara (con este sistema el material aislante se inyecta en el espacio que hay entre dos paredes de ladrillo, ocupando el hueco existente entre ambas).

Cómo aislar el frío de una casa desde el suelo 

Los materiales pétreos y la cerámica contribuyen a la pérdida de calor por el suelo. El suelo de madera o de tarima, sin embargo, es más confortable y ayuda a aislar la casa del frío. Otra de las claves para no perder frío desde el suelo de una casa es colocar una calefacción de suelo radiante.

Cómo aislar el frío de una casa desde puertas y ventanas 

Mejorar el aislamiento de la vivienda cambiando o mejorando las puertas y ventanas es fácil. Los burletes para puertas, por ejemplo, son formas muy sencillas para perder menos calor por debajo de las puertas y sellar térmicamente las estancias. Instalar ventanas de doble acristalamiento para reducir los niveles de ruido y de humedad es otra de las claves para aislar una vivienda del frío.

Otros consejos para aislar el frío de una casa son:

  • Utiliza cortinas gruesas para evitar que el calor se escape por las ventanas.
  • Sella huecos y grietas por las que pueda colarse el frío.
  • Cierra las puertas de las habitaciones que no están en uso.
  • Envuelve las tuberías de agua caliente.
  • Utiliza alfombras y plantas.

Si deseas aislar tu casa de una manera eficiente, contacta con profesionales del sector para realizar las acciones oportunas y elegir los materiales más adecuados en cada caso.

¿Buscas una empresa de reformas en Valencia? En Geteco conocemos las mejores técnicas y materiales para aislar tejados, fachadas, puertas, ventanas y pavimentos. ¡Contacta con nosotros!