Las 4 claves para entender la decoración minimalista

El minimalismo, que hace suyo el leitmotiv "menos es más", se ha trasladado a otros muchos aspectos de la vida, entre ellos la arquitectura y, sobre todo, el interiorismo y la decoración. De hecho, las casas de estilo minimalista son tendencia en este 2020.

¿Qué es el estilo minimalista en arquitectura?

Ludwig Mies Van Der Rohe es considerado uno de los pioneros en utilizar el minimalismo en arquitectura, y sus primeros diseños con este estilo datan de los años 30 del siglo XX.

El minimalismo es sinónimo de diseño simple, sin apenas ornamentación o decoración. Quienes lo defienden argumentan que la condensación del contenido y la forma de un edificio "a lo básico" revelan la verdadera esencia de la arquitectura. Para ello dan protagonismo a las formas, la luz, el espacio y los materiales gracias al uso de técnicas como la reducción, la simplificación o la decoración.

Las principales características del minimalismo en arquitectura son:

  • Apuesta por las formas geométricas puras.
  • Utilización de materiales simples, limitados y lisos.
  • Uso de líneas limpias y rectas.
  • Repetición de elementos (ventanas, balcones, etc.) para dar sentido de orden y unificación.
  • Creación de espacios abiertos.

¿Cómo son las casas estilo minimalista?

Aunque el minimalismo llevaba aplicándose décadas en arquitectura, no es hasta finales de los años 60 (y principios de los 70) cuando se convierte en un estilo decorativo, haciendo suyos algunos preceptos de la filosofía japonesa y presentándose como contraposición al colorido estilo pop art.

La decoración minimalista es popular y reconocible por el uso de colores neutros y líneas sencillas, y por la preservación del espacio como un elemento decorativo. Actualmente, a estas características del estilo minimalista se unen otras, entre ellas la apuesta por objetos de decoración y muebles "Eco Friendly".

Te puede interesar: Eco Construcciones: qué son las “viviendas naturales”

El objetivo, en todos los casos, es dejar atrás lo superfluo para crear espacios prácticos y funcionales que invitan a la calma.

Por eso, e independientemente de si hablamos de casas con estilo minimalista de una planta o de dos plantas, las estancias serán siempre espaciosas, luminosas y confortables, con muy pocos elementos decorativos pero perfectamente estudiados.

El color, las texturas y los materiales también juegan un papel fundamental en las casas de estilo minimalista. Uno de los más utilizados es la madera, un material cálido, muy vinculado a la naturaleza. Las fibras naturales como la lana, el lino o el algodón también cobran relevancia en las casas de estilo minimalista, tanto para cortinas como para cojines, sofás, alfombras o lámparas

Las 4 principales características del estilo minimalista

Si estás interesado o interesada en la decoración estilo minimalista para casas, debes tener en cuenta algunos aspectos.

Los más importantes son:

El color

El blanco es la base de los espacios interiores minimalistas, un color que ayuda a imprimir sensación de amplitud, luminosidad y limpieza. Aun así, otros tonos neutros como los grises, los beige, el marrón o el negro también encajan con este estilo.

En algunos casos, el estilo minimalista admite toques de color más brillantes, aunque a modo de efecto y siempre sin convertirse en protagonistas.

La luz

Una de las bases del minimalismo es la creación de espacios amplios, y la iluminación natural juega un papel fundamental para conseguirlo.

Con el objetivo de potenciar la luz natural, las casas minimalistas se diseñan con grandes ventanales que, a menudo, se dejan desnudos o cubiertos con cortinas o estores bancos y de tejidos ligeros.

Respecto a la iluminación artificial, debe estudiarse para crear ambientes cálidos y tenues, especialmente en zonas de descanso como los dormitorios, que parecerán más espaciosos y tranquilos.

Las lámparas de pie, las luces colgantes, las tiras de luces LED o la iluminación oculta con focos empotrados en cocinas y baños son algunas de las técnicas usadas para iluminar las casas de estilo minimalista.

Te interesa: Cómo iluminar tu hogar de manera eficaz

Los muebles

La esencia de los muebles minimal es el diseño rectilíneo, con acabados en mate y sin florituras. Bajo este principio, el mobiliario que encaja con este estilo se compone de piezas sobrias, elegantes y confortables, definidas por las líneas geométricas y un aspecto impoluto.

Los materiales con los que se fabrican los muebles de estilo minimalista son las maderas, la piedra natural y el vidrio, a menudo combinados entre sí.

El orden

El minimalismo es un estilo decorativo que busca el equilibrio. Por ello, todos los elementos decorativos u obras de arte deben colocarse de manera ordenada y simétrica.

Para conseguir el equilibrio, se buscan puntos focales (un mueble, una pared, una ventana, etc.) que llamen la atención y que sirvan para articular el resto de elementos.

Por último, las casas de estilo minimalista exponen el orden en el sentido más austero: sus paredes estarán “desnudas” o únicamente vestidas con grandes cuadros o espejos, evitando siempre pequeños detalles que pueden generar sensación de desorden.

Como cualquier estilo y cualquier tendencia, el minimalismo debe adaptarse a las características de tu casa y a tus gustos/necesidades personales.

¿Quieres un experto que te asesore sobre cómo sacar el máximo partido a tu vivienda? Contacta con nosotros. Somos una empresa de reformas integrales especializada en interiorismo y decoración.