Tipos de piscinas de obra y tips a tener en cuenta para reformar o construir una

Muchas personas que tienen jardín o una amplia parcela junto a su vivienda (o su segunda residencia) se plantean construir una piscina. Se trata de una interesante inversión, especialmente en regiones como la Comunidad Valenciana, con temperaturas suaves y más de 300 de días de sol al año, para aprovechar nuestros espacios exteriores y para aumentar el valor de nuestra propiedad.

Sin embargo, a la hora de construir una piscina, hay que tomar muchas decisiones. Por eso, nuestros clientes nos solicitan información sobre sus características, las posibilidades de hacer una reforma integral en una piscina o qué tipo piscina es mejor para ellos.

En GETECO contamos con una amplia experiencia en reformas y rehabilitaciones. Una de las ventajas de confiar en nosotros es que contamos con un equipo técnico formado por arquitectos, arquitectos técnicos e ingenieros, así que podemos asesorarte sobre todo tipo de cuestiones, entre ellas, cómo construir una piscina para sacar el máximo partido estético y funcional.

Los diferentes tipos de piscinas de obra y sus características

En una primera clasificación, podemos distinguir entre piscinas desmontables (una opción barata y fácil de instalar, pero que ofrece poca estabilidad) y piscinas prefabricadas (pueden ser de poliéster o de fibra de vidrio, y deben ser colocadas por profesionales cualificados).

En este segundo grupo, encontramos las piscinas forradas de liner (un tipo de revestimiento versátil y práctico que destaca por su bajo precio y por la variedad de modelos prediseñados) o las piscinas con casco de poliéster (elaboradas por completo en fábrica, con una base de resina y fibra de vidrio, y en las que solo hay que hacer un agujero del suelo y colocar la estructura encima).

Sin embargo, cuando la mayoría de nuestros clientes nos preguntan qué tipo de piscina elegir, lo que realmente quieren saber es qué tipo de piscina de obra les recomendamos. Y es que las piscinas de obras tienen muchas ventajas, siendo las más importantes su durabilidad y resistencia.

Las piscinas de obra se construyen sobre un vaciado del suelo en cuyo interior se proyecta el hormigón. Y aunque inicialmente su coste es más alto, conlleva menos mantenimiento, lo que se traduce en mayor comodidad a largo plazo.

Según su ubicación y forma, distinguimos entre:

  • Piscinas pegadas a la pared. Se construyen junto a la fachada o a los muros exteriores de la vivienda, y son perfectas para espacios reducidos. Normalmente, el acceso se hace a través de pequeñas pasarelas de piedra o de madera.
  • Piscinas con lateral de cristal. Las piscinas de cristal ofrecen buenos resultados estéticos, ya que nos permiten ver su interior gracias al uso de un lateral de vidrio templado.
  • Mediterránea. Las piscinas "mediterráneas" están inspiradas en las albercas tradicionales de enclaves como Baleares o las islas griegas. Su diseño es muy sencillo y son una buena opción si no tenemos mucho espacio exterior.
  • Piscina de mosaico. Las teselas son uno de los materiales más habituales para revestir las piscinas de obra. Además de ser muy estéticos, los mosaicos soportan muy bien la presión del agua y el uso de sustancias químicas como el cloro.
  • Infinity Pool. Este tipo de piscinas, también conocidas como "desbordantes" o de espejo, se adaptan a grandes entornos, mansiones o enclaves naturales excepcionales, siendo una opción muy demandas en proyectos comerciales (sobre todo en hoteles de lujo) o en viviendas con vistas al mar.

Tips y preguntas básicas para construir una piscina

¿Cuánto tiempo cuesta construir una piscina?

La construcción de una piscina de obra puede llevar de 3 a 6 meses, en función de su tamaño, los materiales utilizados o los contratiempos que puedan surgir.

¿Dónde debo ubicar una piscina de obra?

La mejor opción para construir una piscina es orientarla al sol y lejos de zonas arboladas. De esta forma, el agua puede adquirir la temperatura ideal para el baño y se facilitan las labores de limpieza. La piscina también debe ubicarse en un terreno firme, para lo que debes contar con el asesoramiento de arquitectos.

¿Qué trámites debo hacer?

Para construir o rehabilitar una piscina tendrás que solicitar los permisos correspondientes en tu Ayuntamiento. Si se trata de una intervención simple, tendrás que pedir una licencia de obra menor. Pero si debes tocar estructuras, debes solicitar una licencia de obra mayor. Si tienes dudas al respecto, solicítanos información.

¿Cuáles son las fases para construir una piscina?

La construcción de piscinas de obra puede definirse en las siguientes fases:

- Excavación del hueco en el suelo.
- Armadura y entubación.
- Instalación del suelo y de las paredes.
- Montaje del revestimiento
- Instalación del equipamiento para la filtración y tratamiento del agua.

Si tienes más preguntas sobre cómo construir una piscina, llámanos o solicítanos presupuesto sin compromiso. Estaremos encantados de asesorarte.