Qué tener en cuenta para reformar una cocina pequeña

¿Quieres reformar una cocina pequeña y no sabes por dónde empezar? Hoy en Geteco te explicamos qué debes tener en cuenta para optimizar el espacio de tu casa en general y de tu cocina en particular. 

La clave: multiplicar el espacio aprovechable

El espacio es una de las “materias primas” que definen una estancia. Por eso, cuando éste es pequeño, se suele pensar que las opciones para su reforma son mínimas. Pero nada más lejos de la realidad. Seguro que a veces has visto reformas en pisos minúsculos y te has preguntado, ¿cómo lo han hecho?

A continuación te damos algunas claves.

Para reformar una cocina pequeña o cualquier otro espacio de la casa reducido, únicamente debes seguir estas indicaciones básicas:

  • Sintetiza. El espacio es algo relativo, pues depende mucho de cómo lo distribuyamos. Si es pequeño hay que centrar los esfuerzos iniciales en priorizar elementos y descartar lo que sea menos útil.
  • Equilibrio. Esto implica dar más metros a las zonas que realmente lo necesitan y unificar ambientes. El objetivo es que no haya grandes contrastes y que el espacio pueda asumir diversos usos.

  • Menos muebles pero más grandes. Así ganarás espacio “vacío” y proyectarás sensación de amplitud.

  • Espacios modulares. La tendencia inicial es pensar, por ejemplo, que al reformar una cocina pequeña habrá que hacer los muebles a medida, pero no es así. Muchas veces los muebles modulares ofrecen versatilidad y flexibilidad para ajustarse perfectamente a lo que necesitas.
  • Piensa en vertical. A menudo el espacio de las paredes queda desaprovechado porque tendemos a pensar en horizontal. Si tienes que reformar un espacio pequeño deberás cambiar completamente este planteamiento.

  • La iluminación, tu gran aliado. La iluminación modifica y cambia la percepción de un espacio. Si éste es pequeño, se recomienda evitar luces “planas” y apostar por verticales que dan sensación de altura. ¿Otro consejo? No utilizar lámparas de pie sino focos, apliques o luminarias de mesa.

  • La magia del color. Al igual que la luz, el color puede modificar la sensación de profundidad. Para amplificar la luz se recomienda pintar las paredes en tonos neutros (blanco, tostado, beige, etc.) y utilizar distintos colores en paredes y techo.

reformar cocinas pequeñas

Pasos para decorar y reformar una cocina pequeña

Con los siete consejos anteriores puedes hacerte una idea de lo que necesitas para reformar una cocina pequeña. Si además sigues estos pasos, conseguirás tu objetivo sin problemas:

  1. Define cuál será el estilo de tu cocina. Clásico, moderno, minimalista, vintage,…está claro que el espacio juega un papel fundamental para reformar una cocina pequeña pero el estilo viene marcado por los pequeños detalles, así que no renuncies a ellos.

  2. Elige la distribución perfecta. Sí, un espacio pequeño también debe distribuirse, si cabe con mayor cuidado que uno mayor. En el caso de cocinas pequeñas, las opciones son en un solo frente, en U o en L. Las tres pueden ser válidas pero nosotros nos quedamos con la primera. Recuerda: a menor espacio, mayor verticalidad.

  3. Espacio abierto. Si reformar tu pequeña cocina te da quebraderos de cabeza siempre puedes optar por abrirla al resto de la casa: elimina tabiques, monta tu cocina en un solo frente y prepárate para disfrutar de la amplitud y de la luz. Abrir la cocina también es una buena sugerencia cuando el espacio, además de pequeño, es excesivamente irregular.

  4. Coloca una “barra”. Cuando el espacio no sobra, poner en la cocina una barra aporta una especie de división atractiva estéticamente. Una barra también es muy práctica para desayunar o comer, y te permitirá añadir un improvisado espacio de almacenaje en su parte baja. Coloca unos taburetes plegables y tendrás un ejemplo perfecto de cómo optimizar un espacio mínimo al máximo.

  5. ¿Cristal? Claro que sí. Si al reformar una cocina pequeña vas a conservar la distribución actual y ésta incluye una puerta, intenta que sea de cristal. Utiliza este material también en los armarios: aunque parezca un detalle mínimo, este material proyectará más luz y claridad a tu cocina.

  6. Muebles rectos. Básico para conseguir orden y espacios despejados. Si tienen puertas correderas, mucho mejor. Como decíamos antes, los muebles modulares pueden serte de gran ayuda (y a un precio muy accesible).

  7. No hay espacio sin orden. Cuando tenemos un espacio pequeño que todo esté ordenado es fundamental para aprovechar el espacio. En el caso de la cocina, deberás prescindir de adornos poco útiles y centrarte en ubicar el mayor espacio de almacenaje posible. Sólo así podrás guardar todos tus accesorios de cocina. Para tus sartenes, por ejemplo, puedes optar por ganchos que te permitan colgarlos en las paredes. Recuerda: lo vertical siempre te ayudará a ahorrar espacio.

En GETECO sabemos que cada reforma es diferente y por eso buscamos la mejor opción para cada caso. Si buscas una empresa de reformas en Valencia, contáctanos: estaremos encantados de ayudarte.