Reforma de casas: Reforma de viviendas unifamiliares

REFORMA DE CASAS: REFORMA DE VIVIENDAS UNIFAMILIARES


Vamos a suponer el caso de tener que llevar a cabo la reforma de una vivienda unifamiliar, en varias alturas, con parcela exterior. Con estas líneas pretendemos establecer unos conceptos básicos a tener en cuenta para llevar a cabo una reforma de casa con una relación calidad /precio óptima.

 

TRATAR LOS INTERIORES EN LA REFORMA DE CASAS.


REFORMA DE INTERIORES. ESTUDIO DE LA VIVIENDA

 

Nuestro primer paso, es analizar la forma y diseño de nuestra vivienda actual: ¿Qué estancias se presentan en cada planta? ¿Se adaptan a nuestras necesidades? ¿Tendremos que llevará a cabo una redistribución de los espacios?
Por lo general, una vivienda unifamiliar de varias plantas suele dividirse en lo que se llama la zona de día y zona de noche.
La zona de día engloba todas aquellas estancias cuyo uso se destina a la vida diurna de las personas. Por simplificar, estamos hablando de todas aquellas estancias que no sean los dormitorios: Comedor, cocina, sala de estar, podrían clasificarse dentro de esta terminología.
Las zonas de día siempre deben ubicarse en la planta de acceso a la vivienda, facilitando al máximo el tránsito entre ellas.
La zona de noche, por otro lado, la componen los dormitorios y baños adjuntos a los mismos. Se entiende como una zona más privativa para los propietarios, por lo que se suele concentrar en un segundo nivel de la vivienda accesible mediante escaleras.
En esencia, lo que se pretende al dividir ambas zonas, es aislar la zona de noche, para permitir el descanso de las personas que estén en ella.
Os dejamos un ejemplo de reforma de vivienda estudiada bajo estas premisas: http://www.geteco.es/como-lo-hacemos-reforma-integral-leliana.html

 

LA EFICIENCIA ENERGÉTICA EN LA REFORMA DE CASAS

 

El concepto eficiencia energética es algo que escuchamos continuamente en todos los medios, pero ¿sabemos realmente qué es una vivienda eficiente?. Este es un tema que puede abarcar muchos artículos independientes (y los abarcará), pero por adaptarlo al asunto que nos concierne, estudiaremos la vivienda desde el punto de vista energético:


- ¿Qué instalaciones tiene la vivienda?
- ¿Qué antigüedad tienen las instalaciones?
- ¿Qué tipo de iluminación dispone?
- ¿Qué sistemas de calefacción utiliza?
- ¿Qué aislamientos presenta la envolvente de la vivienda?
- ¿Qué tipo de ventanas tiene?


Estas son algunas de las cuestiones que debemos realizarnos y respondernos, para valorar el tamaño de una reforma de casa. Una vivienda es más eficiente cuanto menor es la demanda de consumo que tiene. Por ello, debemos concebir toda inversión de este tipo, como algo que nos producirá un retorno a medio/largo plazo, viéndose traducido este retorno en la reducción de las facturas por suministros de agua, luz y gas.


Reforma casa Eficienca Energetica

 


CUBRIR NUESTRAS NECESIDADES

 

Revisados los puntos 1 y 2, como pasos previos a la reforma de interiores, procederemos a la adaptación de los mismos a nuestra demanda. Así pues, dependiendo de lo que necesitemos, daremos más o menos protagonismo a ciertas estancias, como cocina, salón, sala de estar, recibidor, baños…
Es recomendable concentrar la mayor cantidad de estancias de día en un mismo espacio, si se dan las posibilidades, por razones diversas, como la liberación y aprovechamiento de todos los espacios, la facilidad de tránsito y comunicación entre los mismos, y en su medida, el ahorro energético.
En varias estancias divididas se tenderá a utilizar más luces o más calefacción, que si se concentra todo en un mismo espacio. Esta idea suele chocar contra el concepto de aislar la cocina de la zona de salón o sala de estar. Evidentemente, aislar una cocina de la zona de estar, evitará la entrada de humos y olores. Como también es cierto que calcular una buena extracción para la cocina evitará este inconveniente.

En los baños por otra parte, trataremos de adaptarnos a la forma de los mismos y a las necesidades que requiere cada uno por su ubicación. En una reforma de vivienda unifamiliar, nos solemos encontrar un mínimo de dos baños, cada uno de ellos pensados para un cometido.
El baño en zona de día dará un servicio más continuado, tanto a propietarios como a invitados, por lo que requerirá de una composición práctica. Por otro lado, los baños privativos, generalmente en plantas superiores (zona de noche), son más grandes, y pensados para el disfrute del propietario (bañeras, hidromasajes, muebles de baño más grandes, zonas de almacenamiento…).

 

REFORMA DE EXTERIORES. FACHADAS Y CUBIERTA

 

Una fachada ya ejecutada, nos ofrece una serie de posibilidades a tener en cuenta a la hora de acometer su reforma. Podemos simplemente rehabilitar los revestimientos que ya disponga (caso de fachadas de estuco, pintura, cara vista), con una simple limpieza y una actuación en las zonas deterioradas.
Si por el contrario pretendemos transformar la fachada, tenemos numerosas opciones por las que podremos optar, dependiendo de la forma de la misma, y la disposición de los huecos y otros elementos. Así, podremos elegir entre aislamientos térmicos por exterior (SATE), además de revestimientos porcelánicos o a base de piedras naturales o artificiales.

 

En las cubiertas, podemos optar por varias soluciones, respetando el sistema constructivo que forma las pendientes de las mismas:

Llevar a cabo una restauración de las mismas, mediante limpieza y tratamiento de los elementos afectados.
Sustitución de toda la cubierta, optando por colocar un sistema de teja mixta o teja plana, requiriendo este último una impermeabilización previa.

Ampliaremos la información sobre cubiertas en próximos artículos.