Restaurar muebles: ¿ahorrar o dar personalidad a un espacio?

Tal y como ya comentamos en un artículo anterior de nuestro blog, restaurar muebles está de moda, especialmente para decorar fincas de estilo rural o apartamentos con un toque vintage con un presupuesto ajustado. Sin embargo, ¿es una tendencia al alza porque realmente ahorramos dinero o porque así conseguimos una decoración realmente original y única?

Desde Geteco creemos que ambas opciones son compatibles. De hecho, restaurar muebles antiguos te permite ahorrar un buen pellizco mientras das a tu casa un muy toque personal.

¿Por qué restaurar muebles antiguos?

Cuando los muebles están bien fabricados y son de alta calidad, su vida puede ser prácticamente infinita si los cuidamos y les aplicamos los tratamientos oportunos. De hecho, generalmente, los muebles de segunda mano para reciclar son de materiales nobles y, por lo tanto, 100% reciclables con todas las garantías.

Y es que, si sabemos cómo restaurar muebles antiguos, podemos cambiarles su aspecto, repararles posibles manchas, arañazos o golpes, adaptarlos a nuevas necesidades y, en definitiva, darles una nueva vida. Y todo ello, con un gasto mínimo y sin apenas invertir dinero. Por eso, hoy en día, restaurar tus muebles antiguos es casi necesidad a la hora de redecorar tu casa con un presupuesto limitado.

Aún así, restaurar muebles no sólo es una opción decorativa en tiempos de crisis. En un mundo en el que queremos ser cada vez más originales, reutilizar muebles es una forma de convertir nuestros espacios en estancias con personalidad. De hecho, por norma general, los muebles antiguos son piezas cuyo diseño no se encuentra en la actualidad y muchos de ellos han llegado a convertirse en piezas únicas capaces dar protagonismo a cualquier espacio. Restaurar muebles y darles un nuevo uso también es una buena forma de poner “a prueba” tu ingenio y de sacar tus mejores aptitudes decorativas.

Por último, no olvides que los muebles antiguos tienen su propia historia. Si éstos han pertenecido a tu familia, al restaurarlos mantienes una pequeña parte de tu patrimonio que posiblemente legarás a tus descendientes en el futuro.

¿Cuánto dinero puedo ahorrar restaurando mis muebles antiguos?

La respuesta a esta pregunta es relativa ya que no existe un porcentaje o una cifra fija. En todo caso, vamos a poner sobre la mesa algunas cuestiones que pueden servirte como orientación:

  • Si se trata de un mueble de herencia familiar o si es una pieza de algún amigo, el coste del mueble “en bruto” será cero o mínimo. Si no, ten en cuenta que cada vez existen más lugares donde puedes comprar muebles de segunda mano, desde tiendas a mercadillos, pasando por ferias o páginas web especializadas. También existen otras plataformas de compraventa online donde encontrarás multitud de muebles para restaurar.
  • Otro de los aspectos que hacen de restaurar muebles una opción bastante económica es que, por norma general, los muebles de segunda mano requieren para su puesta a punto procesos sencillos que no suponen una gran inversión de dinero. En el caso de sillas y sofás, por ejemplo, lo más común es tener que cambiar o sustituir el tapizado. Sin embargo, las opciones son prácticamente infinitas y ajustadas a todos los bolsillos: puedes utilizar gomaespuma, tejidos de todo tipo, tapizados exclusivos extraídos de otros muebles antiguos e incluso cortinas.

Ideas para conseguir muebles antiguos al mejor precio

Encontrar muebles para reciclar sin gastarte dinero es más sencillo de lo que crees. Aquí te damos algunas ideas:

  • Pídeselos a amigos o familiares. Si te gusta restaurar muebles o si has tomado la decisión de hacerlo para redecorar tu piso, coméntaselo a tu entorno más cercano. Hay muchas personas que tienen guardados muebles que no tiran porque les tienen cariño pero, siendo para ti, a lo mejor no les importe cedértelos.
  • Mudanzas. En las mudanzas es habitual que la gente se deshaga de enseres que no necesita o no quiere trasladar. Antes de que los lleven a un punto de reciclaje, puedes sacar un buen trato por ellos.
  • Ventas de garajes y trasteros. Muchos nuevos dueños de garajes y trasteros no quieren lo que hay en su interior y lo ponen a la venta. Si les comentas que estás buscando muebles para restaurar, quizá colaboren contigo.
  • Anúnciate. Tanto en Internet como en la calle, supermercados o cualquier lugar donde se expongan anuncios para particulares. Escribe el tuyo diciendo que recoges muebles sobrantes para restaurar.

4 consejos antes de comprar un mueble antiguo

  • Pregunta al vendedor el precio original de la pieza y el tiempo de vida que tiene para calcular su coste actual.
  • Asegúrate de que encaja con tu espacio según su tamaño, su peso, el material con el que está fabricado, etc.
  • Valora su funcionalidad. Pruébalo si es necesario y analiza bien su estructura.
  • Haz un listado con todos los arreglos previstos y, si es necesario, consulta el coste de los mismos previamente para saber cuánto dinero total deberás invertir en la pieza incluyendo traslado y restauración.

En definitiva, restaurando muebles puedes ahorrar un buen dinero y dar a tu casa tu toque decorativo a coste mínimo. Aún así, ten en cuenta que no todos son ventajas: aunque no se trata de una tarea complicada ni excesivamente cara, sí requiere una inversión de tiempo y algunas herramientas. Pídenos presupuesto y te ayudamos con lo que necesites. Si dispones de tiempo, ¡te animamos a restaurar tus muebles antiguos!