Pasos para construir una casa desde cero

Desde Geteco ya hemos abordado esta temática desde una perspectiva general. En esta ocasión queremos centrarnos en los principales pasos del proceso constructivo y, para ello, los hemos dividido en seis fases:

Preparación del terreno y excavación 

Esta primera fase implica limpiar el terreno y realizar los trabajos de excavación, incluyendo sótanos, bodegas o garajes, así como de fosas sépticas en el caso de ser necesario. A menudo, en esta fase de la construcción de casas se retira la capa superior del suelo y los fragmentos son reservados para utilizarlos posteriormente.

Tras la retirada de piedras y árboles se nivela el terreno y se coloca un encofrado de madera que servirá como "plantilla" para la cimentación.

Cimentación

La cimentación es una de las fases de la construcción de casas más importante porque en ella se instalan los elementos que soportarán a la superestructura de la vivienda. La elección del tipo de cimentación depende de las características mecánicas del terreno, su nivel freático, su cohesión o el ángulo de rozamiento interno.

En la construcción de casas se aplican dos tipos de cimentaciones:

  • Cimentaciones directas. Se apoyan en las capas superficiales o poco profundas del suelo. La carga se apoya en un plano horizontal a través de zapatas aisladas, combinadas o corridas y de losas de cimentación.
  • Cimentaciones profundas. Se basan en el esfuerzo cortante entre el terreno y la cimentación para soportar las cargas aplicadas. Se realiza con pilotes de hormigón.

Elevación del esqueleto de la casa 

Llega el momento de comenzar a poner en pie la vivienda y de crear la estructura sobre la que se sustentará. El primer paso es construir el suelo y la pared sobre la que descansará el primer piso, añadiendo una capa de impermeabilización para reducir al mínimo la acumulación de agua.

Después, se levanta el esqueleto o armazón de la casa, o lo que lo mismo, las paredes exteriores y los tabiques interiores, y se monta el techo. En esta fase de la construcción de las casas también se instalan otros elementos como tejas, rejas, ventanas y puertas exteriores, por lo que ya puedes hacerte una idea de cuál será el resultado final, al menos a nivel estético, de la casa que se está construyendo.

Instalación de plomería, sistemas eléctricos y sistemas (HVAC)

En esta fase del proceso de construcción de casas se instalan, a través de paredes interiores, techos y suelos, las tuberías y el cableado que conformarán el sistema eléctrico y de plomería. Esto implica la "creación" de los intestinos de la casa incluyendo tuberías de agua y de aguas residuales, calentadores, sistemas de climatización, cableado para iluminación, TV o teléfono, cableado de seguridad, etc.

En esta fase del proceso constructivo también se colocan elementos como bañeras y duchas, ya que existe un mayor espacio para maniobrar. Las tuberías de ventilación del HVAC (sistemas de calefacción/ventilación/aire acondicionado que facilitan la renovación del aire y su tratamiento para conferirle unas condiciones de salubridad) se instalan a través del techo. Una vez instalado éste, la casa se considera “seca" y el electricista instala enchufes, luces e interruptores.

Aislamiento de la vivienda

Un buen aislante es fundamental para garantizar una correcta temperatura y reducir los gastos de mantenimiento de la vivienda. En general, durante la construcción de casas desde cero se aplica aislante en todas las paredes externas, en áticos y en pisos ubicados sobre sótanos o semisótanos.

Dependiendo de la región y el clima los constructores elegirán un tipo de material aislante u otro. Los más habituales en la construcción de casas nuevas son fibra de vidrio, lana mineral, celulosa y espuma que rociarse, espumarse in situ o inyectarse en la cimentación.

El último paso de esta fase es instalar el pavimento.

Acabados interiores y exteriores

Para concluir la construcción de una casa o de un edificio es fundamental realizar estos remates tanto en el exterior como en el interior.

Dentro de los acabados exteriores destaca la instalación de elementos como ladrillos, estuco, piedras o revestimiento para las paredes. Muchos constructores también esperan a esta fase para la construcción de vías de acceso (por ejemplo la cimentación de la entrada del garaje) y patios.

En el interior, los acabados incluyen instalar zócalos, puertas, marcos de las ventanas, molduras, puertas correderas, balcones, barandillas, escaleras, repisas, armarios empotrados o chimeneas. También solventar el resto de detalles pendientes, entre ellos pintar las paredes, instalar los muebles de la cocina, poner los grifos y fregaderos, colocar espejos y mamparas de ducha, etc. 

Un último paso antes de disfrutar de tu casa... 

Después de estas seis fases la construcción de la casa habrá terminado, al menos teóricamente. Sin embargo, para poder disfrutar de tu vivienda debes cumplir un último requisito: obtener el Certificado de Ocupación.

Durante el proceso de construcción de las casas éstas son inspeccionadas periódicamente por arquitectos y jefes de obra para detectar cualquier problema. Este documento “final” es oficial y garantiza, por una parte, que la casa cumple con todos los requisitos de salubridad y seguridad y, por otra, que la vivienda se ha ejecutado conforme al proyecto presentado en el Ayuntamiento. La concesión del Certificado de Ocupación de la vivienda está condicionada a la revisión de un funcionario especialista en el código de edificación.

¿Buscas una empresa que te asesore durante la construcción de tu vivienda? En Geteco ofrecemos servicios de rehabilitación y construcción integrales. ¡Pide presupuesto sin compromiso!