Los tipos de suelos para casas más utilizados

El pavimento de una vivienda es relevante a nivel estético y funcional: dependiendo del tipo de suelo, la casa desprenderá más o menos calidez, y requerirá una mayor o una menor inversión y mantenimiento.

¿Conoces los tipos de suelos para casas que más se usan? A continuación hacemos una descripción de la mayoría de ellos y luego tendremos que decidirnos por el que más identidad aporte a la vivienda.

El mejor tipo de suelo para tu casa: qué tener en cuenta

El suelo es una de las primeras cosas que debemos elegir cuando hacemos una reforma, ya que no es un elemento aislado: forma parte de un todo.

Hacerlo no siempre es fácil, y conviene asesorarse por profesionales.

La pregunta es, ¿qué debemos tener en cuenta antes de tomar esta decisión?

Los principales factores a valorar en un suelo son:

  • Características técnicas.
  • Características funcionales.
  • Mantenimiento y limpieza.
  • Color.
  • Tipo de estancia.
  • Materiales.
  • Base sobre la que queremos instalar el nuevo suelo (no es lo mismo instalar un suelo desde cero, que ponerlo sobre un pavimento ya existente).

Los expertos en reformas hacemos referencia a aspectos técnicos como la resistencia al tránsito, a la humedad o al frío.

Pero para elegir el suelo de tu casa debes valorar otras cuestiones prácticas, como su durabilidad, su mantenimiento o su facilidad de limpieza.

El factor estético también es importante. Y conviene elegir un tipo de suelo que encaje con la decoración de la casa y que transmita equilibrio. En este sentido, el color y la luminosidad son determinantes.
La luz del día va cambiando y, con ella, su reflejo en suelos o estancias.

Esto quiere decir que un suelo se verá diferente de noche o de tarde, bajo luz artificial o con luz natural.

En líneas generales, puedes seguir esta guía básica:

  • Los colores claros y naturales (beige, blanco o maderas de roble claro, haya, eucalipto, fresno o arce), aportan sensación de amplitud y luminosidad, especialmente a estancias pequeñas.
  • Los tonos oscuros (negros, grises oscuros o maderas de nogal o roble) tienden a hacer que las estancias parezcan más cálidas y acogedoras, y pueden aportar un toque de elegancia, aunque se recomiendan únicamente en habitaciones espaciosas (comedores, salones, etc.).

Nuestro consejo es adaptar los distintos tipos de suelo para casas al uso de cada habitación.

En cocinas o baños, deben ser resistentes a la humedad o al vapor, mientras que en el pasillo y en el comedor tendremos que elegir un pavimento que soporte bien el desgaste.

Tipos de suelos para casas: materiales

Suelos de vinilo

Es uno de los tipos de suelos para casas más populares por su versatilidad y sus prestaciones en cuanto a resistencia, durabilidad, etc.

También es una de las opciones más económicas.

Las principales ventajas del suelo de vinilo son:

  • Facilidad de instalación. Se coloca directamente sobre el suelo existente, sin tener que hacer obras.
  • Estética. Está disponible en muchos colores, texturas, etc. Incluso hay diseños a imitación de madera, mármol, etc.
  • Resistencia. Se compone de varias capas y es resistente al agua y al desgaste.
  • Comodidad. Incorpora una capa superior de amortiguación que hace que su pisada sea agradable y cómoda.
  • Limpieza. Por su sencilla limpieza es ideal para habitaciones infantiles. Además, no permite el crecimiento de bacterias u hongos, y tampoco la acumulación de ácaros, siendo recomendado para personas con alergias.

Para más, descubre: Suelo vinílico, ¿qué ventajas e inconvenientes tiene?

Suelos de piedra natural

La piedra natural es uno de los materiales clásicos para construir y reformar viviendas.

Normalmente, este tipo de suelos son caros y requieren mayor mantenimiento, pero también son más resistentes y ofrecen acabados muy bonitos.

Los tipos de suelos de piedra natural más comunes son:

  • Mármol. Destaca por su gran belleza y calidad. Sin embargo, es uno de los materiales de construcción más caros. Su principal ventaja su durabilidad. Es habitual en estancias húmedas, como baños y cocinas, tanto para el suelo como en encimeras y lavabos.
  • Pizarra. Se trata de un tipo de suelo duro, compacto y de tonalidad oscura. Excelente para aislar del frío, es impermeable y su instalación está recomendada en cocinas, baños y zonas exteriores, como terrazas.
  • Arenisca. Resistente al agua, su color mate hace que sean uno de los tipos de suelos más elegantes.
  • Granito. Aunque todos los suelos de piedra natural son resistentes, el granito ofrece un plus en este sentido. Una de sus principales características es su firmeza. Requiere cuidados mínimos, pero su precio es bastante elevado.

Suelos de madera

La madera es uno de los materiales más utilizados en el sector de la construcción y las reformas. También uno de los más elegantes.

Los suelos de madera destacan por su alta durabilidad.

Además, actúan como un aislante natural, protegiendo tu hogar del frío y del calor.

Este material, acogedor y cálido, es compatible con diferentes sistemas de calefacción, pero tiene dos contras: puede ser más algo caro que otras opciones y requiere un mantenimiento periódico para que esté en buen estado.

Algunos de los suelos de madera para el hogar son:

  • Parquet. Tiene tres o cuatro capas de madera superpuestas, dependiendo del fabricante. Se trata de un tipo de suelo elegante y resistente, que se desgasta con el paso de los años, pero que se puede restaurar sin problema.
  • Tarima flotante. Sus láminas van unidas entre sí como un puzzle, lo que hace que su instalación sea más sencilla. Su mantenimiento y limpieza también es fácil. Y, si una lámina se estropea, puede sustituirse por otra. La tarima es resistente a los cambios de temperatura, aunque su duración es inferior a la del parquet.

Suelos de microcemento y hormigón

Este tipo de suelos para casas están de moda por su resistencia.

Además, son económicos y pueden instalarse en cualquier parte de la casa.

Aunque sus tonalidades son variadas y su mantenimiento es sencillo, los suelos de microcemento presentan un gran "contra": su instalación no es sencilla y se necesita a un profesional experimentado si queremos que el suelo acabe perfectamente liso y en las mejores condiciones.

Suelos de cerámica

La cerámica es uno de los materiales más utilizados para revestir suelos y paredes, tanto en la decoración de baños y cocinas como de espacios exteriores.

Este tipo de suelo ofrece resistencia a los cambios de temperatura, al vapor y a la humedad.

Además, se limpia con facilidad y sus posibilidades estéticas y decorativas son amplias: puede imitar al barro, a la madera y a la mayoría de los tipos de suelos para casas de los que ya hemos hablado.

¿Estás pensando en cambiar el suelo de tu casa? Esperamos que este artículo te resulte útil.

Si tienes más preguntas o necesitas asesoramiento sobre los diferentes suelos para tu casa, contacta con nosotros. En Geteco somos expertos en reformas integrales y podemos guiarte en tu decisión.