7 consejos para la reforma de un piso antiguo

Reformar una vivienda, sea una casa o un piso, siempre es un trabajo arduo en el que hay que invertir tiempo y dinero. Además, a la hora de plantear la reforma piso antiguo debemos tener en cuenta otros aspectos como cuál es el estado de su estructura o el aislamiento térmico de las paredes exteriores.


Diferencias entre una reforma convencional y una de un piso antiguo

A la hora de hacer la reforma piso antiguo debemos poner muchos elementos sobre la mesa, entre ellos algunos externos como la ubicación del piso (no es lo mismo una reforma de un piso antiguo en una zona céntrica que en un barrio de la periferia), la calidad y el estado de conservación general del edificio en el que se encuentra, los servicios comunes o el estado de otras viviendas del bloque. Todos ellos son importantes para plantear el tipo de obra que queremos hacer y su viabilidad.

Además, existen otros elementos internos de la vivienda que no podemos olvidar, como por ejemplo:

  • Superficie útil del piso. En algunos casos las nuevas normativas pueden “obligarnos” a perder una parte de la superficie del piso. Es importante que antes de comenzar con la reforma consultemos catastros y escrituras para saber cuál es la superficie útil y real con la que contamos.
  • La envolvente. La forma del piso, la posición de la puerta de entrada o las ventanas son elementos que deberemos mantener y que son muy importantes para saber si podremos hacer una distribución más moderna y atractiva.
  • Existen elementos fijos que tampoco podremos modificar a la hora de reformar nuestro piso antiguo. Muros de carga y pilares deben respetarse en la nueva distribución así como las bajantes de saneamiento, que nos marcarán la posición de los baños.
  • Los posibles problemas de conservación de una vivienda son mayores conforme aumenta su antigüedad. Ante problemas como humedades, por ejemplo, habrá que redimensionar la obra para hacer una reforma en condiciones.
  • Distribución equilibrada. Como siempre, una distribución no sólo da una nueva cara a un piso reformado sino que se convierte en el mejor secreto para convertirlo en más útil y más actual. A la hora de plantear la distribución, deberás tener todos los elementos anteriores en cuenta para encontrar la más acertada.

planos-reforma-piso-antiguo

7 tips básicos para que la reforma piso antiguo sea un éxito

Teniendo claras estas recomendaciones generales, toma nota de estos consejos para la reforma de un piso antiguo:

  1. La estructura. La valoración de la estructura del piso debe hacerla un técnico profesional. De esta forma sabremos, por ejemplo, si hay que reforzar forjados y muros, o de qué elementos podríamos prescindir llegado el momento.
  2.  
  3. Juega con alturas y techos. La reforma integral es un momento perfecto para jugar con las alturas dentro de la vivienda. Puedes apostar por techos altos, que siempre dan mayor luz y sensación de amplitud. De la misma manera, tienes espacio suficiente para “bajarlos” e instalar, por ejemplo, un sistema de climatización por conductos. Las posibilidades son infinitas e incluyen dejar a la vista elementos de la estructura como por ejemplo vigas dando un aspecto más moderno al piso.
  4.  
  5. Aislamiento térmico y acústico. Este punto es uno de los que más encarecen la reforma de un piso antiguo pero es clave para evitar problemas de insonorización o pérdida de calor. Piensa que un buen aislamiento puede ahorrarte problemas y gastos en el futuro así que asesórate por profesionales y no escatimes dinero en hacerlo bien.
  6.  
  7. Instalaciones que nos permiten ahorrar. La mayoría de los pisos antiguos tienen las tuberías y el sistema eléctrico obsoleto, por lo que en la reforma deberás cambiarlo por completo. Aprovecha este cambio integral para apostar por instalaciones más prácticas y más eficientes.
  8.  
  9. Atención a las humedades. Solucionar los problemas de humedades es básico en la reforma de un piso antiguo. Piensa que, aunque utilices pintura o pongas elementos encima para camuflarlas, ésta será una solución temporal ya que el agua siempre vuelve a su cauce. La solución debe ser definitiva.
  10.  
  11. Intenta aprovechar el espacio al máximo. No sólo con la distribución de estancias sino también con muebles de obra que te permitan crear puntos de almacenaje en cualquier lugar de la casa. Con el tiempo agradecerás este espacio extra.
  12.  
  13. Puertas y ventajas. Por último, cambia puertas y ventanas para que la reforma dé paso a uno completamente reformado y nuevo.


Reformar un piso antiguo es una opción que puede darnos resultados realmente buenos pero que debe estar asesorada en todo momento por profesionales capaces de hacer un análisis real del estado de la vivienda antes de presupuestar la obra. En Geteco somos profesionales de las reformas en Valencia. Pídenos presupuesto para la reforma de tu piso antiguo sin compromiso. Estaremos encantados de atenderte.