Cómo reformar casa para personas con movilidad reducida

Las personas con movilidad reducida pueden tener serias dificultades a la hora de desplazarse o desenvolverse cómodamente en su propio hogar: muchas veces las puertas son demasiado estrechas, no pueden asearse en la bañera o los interruptores en la cocina están demasiado altos, por no hablar de los problemas para acceder a la vivienda ante la inexistencia ascensores o rampas.

En este último aspecto, la legislación es clara: todos los edificios residenciales deben contar con acceso total para personas con movilidad reducida.

Sin embargo, en el interior de la vivienda la cosa se complica. Por este motivo, cada vez más personas deciden reformar su casa con el objetivo de hacerla más accesible, sobre todo si tenemos en cuenta que alrededor de seis de cada cien hogares españoles cuenta con personas de movilidad reducida que requieren viviendas con unas condiciones de habitabilidad específicas.

Las casas para personas con movilidad reducida se caracterizan por estar diseñadas para adaptarse a las necesidades de los usuarios, facilitándoles el máximo confort y autonomía. Para ello es necesario eliminar barreras arquitectónicas, pero también realizar algunos cambios según la normativa actual en materia de accesibilidad.

Por eso, antes de hacer cualquier intervención, conviene asesorarse por profesionales de las reformas integrales en Valencia como nosotros.

Reforma de casas para personas con movilidad reducida: por dónde empezar

Cuando planificamos la reforma de cualquier vivienda, el primer paso es establecer unos objetivos en función de las necesidades de los usuarios. En el caso de las personas con problemas de movilidad, conviene tener claro qué aspectos mejorarán su día a día.

De forma genérica, las adaptaciones en casa para personas con movilidad reducida contempla eliminar las barreras de acceso, ampliar estancias como el baño, sustituir la bañera por una ducha, modificar la distribución de la cocina o instalar un salvaescaleras o una plataforma elevadora.

Uno de los principales "retos" a los que se enfrentan las personas con discapacidad física es el desplazamiento. Por eso, en este tipo de reformas es fundamental eliminar elementos como las dobles alturas. También conviene elegir pavimentos lisos y antideslizantes, y evitar las alfombras (o pegarlas al suelo) para reducir los accidentes por resbalones.

Ajustar las medidas de pasillos y puertas es otra de las adaptaciones en casa para personas con movilidad reducida más habituales: según el Código Técnico de Edificación, las puertas deben dejar un marco de 80 centímetros, con una orientación de apertura de entre 120 y 150 cm para que se pueda maniobrar correctamente con una silla de ruedas.

Además, se recomienda que los pasillos tengan una anchura de 80 cm o más.

Reformas en baños adaptados

El baño es una estancia esencial en nuestra vida, ya que forma parte de nuestro aseo diario. La reforma más importante para mejorar la accesibilidad en el cuarto de baño es sustituir la bañera por una ducha con suelo rasante y barras de apoyo y sujeción.

Respecto al inodoro, debe estar anclado a la pared, contar con unas barras asideras y tener espacio suficiente para poder realizar el traspaso desde una silla de ruedas con seguridad.

En el lavabo, la parte de abajo tiene que estar libre para que la silla de ruedas pueda entrar sin problema.

Reformas en cocina adaptadas

Una de las premisas cuando diseñamos una cocina adaptada es que los usuarios puedan hacer el máximo de actividades de manera autónoma. En este sentido, hay dos cuestiones fundamentales: la distribución y las distancias.

En el primer caso, podemos apostar por una disposición en dos líneas, siempre que todo esté a una altura en la que podamos alcanzar cualquier utensilio o electrodoméstico.

Respecto a las distancias, distinguimos tres zonas (fregadero, encimera y nevera) con una distancia recomendada de 3,60 m a 6,60 m entre la nevera y el fregadero, y una distancia entre el fregadero y la encimera de 1,20 m a 2 m.

Además, cada área de trabajo debe diseñarse de manera independiente, dando prioridad a la ubicación de los elementos de limpieza y de las zonas de almacenaje en las partes inferiores.

Como norma general, la vajilla, los cubiertos, las bolsas y otros materiales de uso diario se guardan en armarios próximos al área de preparación de alimentos. Respecto a los platos, tazones o electrodomésticos que utilizamos diariamente deben colocarse a una altura y distancia de fácil acceso.

Reformas en el dormitorio para personas con movilidad reducida

El dormitorio es una de las zonas que menos reforma necesita para hacerla más accesible.

Aun así, conviene valorar algunas cuestiones. Por ejemplo, que la cama esté más o menos a la misma altura que la silla de ruedas. De esta forma, el usuario no tendrá que hacer grandes esfuerzos a la hora de pasar de un sitio a otro.

Con el objetivo de mejorar el acceso, la recomendación es que el armario no presente ninguna barrera física en su parte inferior o que sea empotrado, de modo que los usuarios de sillas de ruedas puedan moverse perfectamente.

Instalación de plataforma elevadora/salvaescaleras

Las plataformas elevadoras y las sillas salvaescaleras son una de los elementos que garantizan la comodidad de las personas con movilidad reducida, especialmente en viviendas de varias plantas, ya que se trata de un sistema diseñado para salvar escalones tanto para personas que van en silla de ruedas como para personas que tienen dificultades a la hora de subir/bajar escaleras.

Normalmente, este tipo de plataformas elevadoras cuentan con unos mandos fáciles de manejar para accionar automáticamente su mecanismo. Son plegables y ocupan poco espacio, ya que se instalan sobre la propia escalera, de manera fija, mediante un sistema de guías integradas en uno o dos raíles por los que se desplaza la plataforma siguiendo el recorrido previamente establecido.

Para reformar una vivienda para personas con movilidad reducida, debes pensar en los distintos espacios de tu casa. En este artículo te hemos dado algunas nociones básicas sobre este tema, pero, si necesitas más información o quieres pedir presupuesto, no dudes en contactar con nosotros.