Cómo insonorizar tu hogar de forma efectiva

Ventajas de insonorizar una casa

El silencio puede ser sinónimo de bienestar. Según la OMS, el nivel de confort acústico no debe superar los 70 dB ya que, por encima de este valor, el ruido puede ser perjudicial para nuestro organismo. Pero, además de ser beneficioso para nuestra salud, insonorizar una casa es una gran inversión por estos tres motivos:

Aumento de la eficiencia energética 

Aislamiento acústico y aislamiento térmico van de la mano. Al insonorizar el hogar conseguimos disminuir la pérdida de calor y evitamos el traspaso de humedad del exterior.

Ahorro energético 

Una casa correctamente insonorizada favorece la gestión de su climatización. Esto es sinónimo de eficiencia y, por supuesto, de ahorro energético y económico.

Revalorización de la vivienda

Una vivienda insonorizada tiene un valor más alto. Se trata de una inversión con retorno asegurado, bien por nuestro propio disfrute o bien por la posibilidad de aumentar su precio de venta o alquiler. 

¿Qué opciones tengo para insonorizar una casa?

Para combatir la contaminación acústica de una vivienda hay que valorar numerosos aspectos. El más importante es si deseamos insonorizar la vivienda de ruidos externos o de ruidos originados en el propio edificio.

Cómo insonorizar una casa de los ruidos externos

Para insonorizar una casa de los ruidos del exterior tenemos las siguientes opciones:

  • Hacer más gruesas las paredes y tabiques con ladrillo, hormigón o cemento. Normalmente este tipo de insonorizaciones se realizan cuando aprovechamos una reforma integral para aislar mejor la vivienda.
  • Colocar ventanas insonorizadas. Este recurso, aunque no es el más efectivo, es muy práctico. Sustituir las ventanas antiguas por unas con doble acristalamiento o doble ventana aísla del ruido, amortigua las ondas sonoras y no deja entrar al aire del exterior.
  • Utilizar tiras de corcho. Este método temporal tapona el espacio entre la ventana y el marco para que el aire no circule y no se produzca entrada de frío o de ruidos.

Cómo insonorizar una casa de los ruidos “internos” 

Cuando queremos aislar un piso para eliminar los ruidos que provienen del propio edificio (ascensores, tuberías, conversaciones de los vecinos, etc.) podemos optar por:

  • Aislar las paredes. Si tienen cámara de aire podemos rellenarla con material aislante. En tabiques de pladur es necesario levantar una segunda pared que sirva como aislante o forrarla con una doble capa de este mismo material.
  • Aislar los techos. La única forma de aislarlos es montar un doble techo e introducir entre ambos una capa de material aislante.
  • Aislar los suelos. La solución más efectiva para aislar el suelo de una vivienda es utilizar tarima flotante, una opción sencilla y asequible. En este caso se deja un hueco entre suelo y la tarima para introducir material aislante y reducir así la contaminación acústica.

Materiales para insonorizar casas

Fibra de plástico o poliéster

Suele usarse para aislar el exterior de la vivienda, plantas bajas, forjados metálicos y cubiertas. Este producto es hidrófugo y repele el agua, lo que garantiza su durabilidad.

A nivel acústico, la fibra de plástico se presenta en planchas que se colocan en las cámaras de aire de cerramientos exteriores.

Poliuretano expandido

Este material ofrece buenos resultados como aislante. Su principal ventaja es la eficiencia y el ahorro de energía en aire acondicionado y sistemas de calefacción. Otra de sus ventajas es su alta durabilidad.

Espuma de polietileno

La espuma de polietileno, utilizada en construcción para aislar tuberías, permite insonorizar pequeñas estancias y reducir el impacto de sonidos, calor y golpes. Se usa fundamentalmente en forjados, suelos y tejados.

Fibras naturales y lana mineral

Actualmente, la fibra de madera se usa como aislante en la construcción. El alcornoque y el corcho también son una buena alternativa de insonorización acústica y térmica para viviendas. Por último, la lana de roca, por su escasa conductividad, se usa como alternativa en zonas que deben protegerse especialmente del fuego.

Celulosa

Este material ecológico se fabrica con papel reciclado, cartón y aditivos de hidróxido de aluminio. Suele ser asequible económicamente, siendo buena opción para insonorizar al decorar chalets adosados y pisos de tamaño grande.

Quiero insonorizar mi casa, ¿qué pasos debo seguir? 

Ahora que ya sabes cómo insonorizar tu casa y cuáles son las opciones a tu alcance, es el momento de dar el paso y contratar a una empresa especializada. Como ya hemos explicado, los materiales aislantes eliminan ruidos pero también evitan corrientes de aire, humedad y filtraciones, por lo que es importante elegir la mejor opción en cada caso.

Si quieres saber cuánto cuesta insonorizar una casa y buscas un presupuesto personalizado, contacta con nosotros. Somos expertos en reformas en Valencia.