Beneficios de hacer una reforma de vivienda sostenible

Cada vez más clientes no solicitan información sobre las opciones que tienen para que la reforma de su vivienda sea lo más sostenible, eficiente y respetuosa con el medioambiente posible.

La motivación principal, en la mayoría de los casos, es económica: las casas sostenibles tienen demandas energéticas más bajas y eso se nota en las facturas de la luz, agua, gas, etc.

Pero, a la hora de tomar esta decisión, también se tienen en cuenta otros criterios, como la eliminación o sustitución de materiales potencialmente perjudiciales para la salud o para el entorno.

Y es que, aunque cuando imaginamos una casa ecológica, lo primero que nos viene a la cabeza es una vivienda autosuficiente, en medio del campo y con cubiertas vegetales, la sostenibilidad en la construcción está más cerca de lo que creemos si nos lo proponemos.

Cómo convertir nuestra casa en una "vivienda sostenible"

Para hacer una reforma sostenible de nuestra vivienda, debemos valorar diferentes aspectos, siendo los más importantes el emplazamiento, la orientación o la situación del entorno (como edificios colindantes o elementos que pudieran provocar determinadas molestias acústicas o de contaminación).

Por supuesto, al reformar una casa, no podemos cambiar su emplazamiento original. Sin embargo, podemos adecuar las obras para mejorar el entorno.

Por otra parte, la orientación es importante para aprovechar la energía solar de forma pasiva o para obtener mayor luz natural. Al hacer una reforma de vivienda sostenible tampoco podemos cambiarla, pero es posible redistribuir la casa para aprovechar al máximo estos recursos naturales.

Para finalizar, en este tipo de reformas debemos sustituir los materiales antiguos o contaminantes por otros más ecológicos, apostar por técnicas constructivas e instalar fuentes de energía renovables con el objetivo de cumplir con la Directiva 2010/31/UE, que establece la obligación de facilitar la transición hacia edificios de bajo o nulo consumo de energía.

¿Por qué hacer este tipo de reforma? Ventajas

Una reforma sostenible de la vivienda tiene muchas ventajas para nuestra salud, nuestro bolsillo y nuestro entorno, tanto si hacemos una reforma integral como si acometemos pequeñas mejoras en el edificio.

Para empezar, los materiales sostenibles y ecológicos no llevan compuestos químicos perjudiciales, algo beneficioso para nuestra salud y la de nuestras mascotas.

Además, notaremos el ahorro económico desde el primer día, especialmente en las facturas de la luz, por lo que podemos decir que este tipo de reformas son una buena inversión tanto presente como futura. Por una parte, y aunque al principio te parezca que todo cuesta demasiado, enseguida notarás el ahorro de dinero; además, las casas sostenibles tienen mayor demanda y un precio más alto en el mercado, y la rentabilidad cuando necesites vender tu vivienda será más alta: recuperarás tu inversión sin problema.

Pasos para hacer una reforma de vivienda "sostenible"

Para ser sostenible, una reforma debe centrarse en estos cinco aspectos:

  1. Mejorar el aislamiento
  2. Usar materiales sostenibles, tanto en la construcción como en la decoración (reciclados, respetuosos con el medioambiente, provenientes de fuentes naturales, de larga duración y de origen preferiblemente local)
  3. Sustituir las ventanas/cristales/cerramientos por otros más eficientes.
  4. Mejorar la iluminación.
  5. Repensar los sistemas de calefacción y refrigeración.

Algunas de las acciones que esto implica, desde el punto constructivo, son:

  • Aislar correctamente techos, paredes y suelos con materiales y revestimientos eficientes.
  • Colocar ventanas de doble y triple cristal para garantizar el aislamiento acústico y térmico.
  • Utilizar pinturas y barnices naturales y no tóxicos para paredes, puertas, etc.
  • Usar sistemas de iluminación eficientes, como las bombillas de bajo consumo o LED.
  • Instalar sistemas de restricción que faciliten el ahorro de agua.
  • Instalar fuentes de energía renovables como paneles solares, paneles fotovoltaicos, etc. Instalar sistemas de climatización/obtención de A.C.S. de alta eficiencia, como calderas de condensación, sistemas de aerotermia o bombas de calor.
  • Elegir electrodomésticos con etiqueta energética A o superior (A+, A++ y A+++).
  • Elegir materiales naturales y materiales reciclables para la decoración.

 

Te puede interesar:LAS 4 CLAVES PARA ENTENDER LA DECORACIÓN MINIMALISTA

Muchas de las últimas modificaciones del Código Técnico de la Edificación que, tras la COP25 y la entrada del Real Decreto 732/2019, tienen como objetivo para avanzar progresivamente hacia una economía baja en carbono para el 2050, están centradas en el desarrollo de proyectos constructivos que faciliten el ahorro de energía.

Hacer una reforma de vivienda sostenible nos ayudará a seguir estos criterios y, además, nos permitirá disfrutar de una casa mucho más respetuosa con el entorno y con las personas.

Reformar una vivienda es un paso importante e implica tomar muchas decisiones. Lo mejor es asesorarse por profesionales. ¿Estás pensando en hacer una reforma integral o en mejorar la sostenibilidad de tu casa? Contacta con GETECO: somos tu empresa de reformas en Valencia.