Reformar la carpintería del hogar: qué tener en cuenta

En primer lugar, cabe recordar que la madera es un material muy usado en construcción desde hace cientos de años por sus múltiples ventajas, entre las que destacan su buena relación resistencia-peso, su durabilidad o su capacidad aislante. Además, a nivel estético la madera es bonita y encaja perfectamente con construcciones rústicas o rurales. Los diferentes tipos de madera también nos ofrecen acabados y calidades adaptadas a los distintos usos y estilos de las viviendas. De hecho, podemos utilizar este material natural tanto en puertas y ventanas como para la fabricación de muebles, cocinas o suelos.

Por contra, la madera es un material inflamable que necesita mantenimiento. Esto, unido a su precio más elevado frente a otras opciones -como el aluminio o el PVC para ventanas o puertas o el gres para el suelo-, hacen que muchas personas, a la hora de reformar, se planteen apostar por otros materiales. 

Tipos de carpintería para el hogar

Aunque el concepto tradicional de "carpintería" se relaciona con el trabajo de la madera, actualmente cuando hablamos de carpintería nos referimos al trabajo de puertas y ventanas también con otros materiales aluminio, PVC o cristal. En este caso, el término carpintería es más amplio y abarca la fabricación de cerramientos, escaleras, barandillas, celosías, toldos, persianas y marquesinas e incluso forjado artístico.

Así, de forma muy genérica, distinguimos entre:

  • Carpintería de madera tradicional.
  • Carpintería decorativa y craft (creación de accesorios y muebles de madera con un marcado carácter funcional y decorativo).
  • Carpintería de aluminio.
  • Carpintería de PVC.
  • Carpintería metálica general. 

Qué tener en cuenta antes de reformar la carpintería del hogar

La carpintería de madera es una excelente idea cuando hacemos una reforma. Las puertas de madera se adaptan a todo tipo de ambientes, tanto del hogar como de oficinas, negocios, etc. Por otra parte, las ventanas de madera son resistentes a los contrastes de temperatura y humedad, por lo deben valorarse como una opción para mejorar el aislamiento.

Como ya sabes, existen muchos tipos de madera y es fácil que encuentres una que encaje con tu gusto y presupuesto. Aún así, las reformas de carpintería en el hogar pueden ser una tarea ardua y, por eso, antes de tomar la decisión conviene: 

Evaluar el estado actual de la carpintería (suelos, puertas y ventanas)

Te recomendamos hacer una lista indicando qué elementos de carpintería necesitan ser reparados o sustituidos, y qué esperas de ellos a todos los niveles (estética, funcionalidad, presupuesto, etc.). Piensa que, muchas veces, las puertas y ventanas pueden tener un color que desentona o un aspecto viejo, pero esto puede solucionarse con una buena restauración. Si existen otros problemas, será necesario sustituir, y es aquí donde debes valorar qué tipo de material te interesa más

Diferenciar entre carpintería interior y exterior

Reformar la carpintería de una vivienda implica renovar o cambiar muebles, puertas, ventanas o suelos. En función de si éstos son interiores o exteriores podrás elegir un tipo de madera u otra. Normalmente las maderas para las ventanas son más robustas; mientras que las utilizadas para puertas o suelos son más frágiles y necesitan más cuidados.

Las maderas más usadas en carpintería para el hogar son:

  • Arce. La madera de arce destaca por su color claro. Se considera fina y compacta pero demasiado blanda para la carpintería exterior, ya que no resiste bien a la intemperie. Se utiliza en ebanistería y para fabricar puertas, suelos de parquet y revestimientos de muebles.
  • Boj. La madera de boj también es fina y compacta. Se considera un tipo de madera delicada y apenas se usa en la carpintería del hogar, reservándose para tallas, elementos decorativos y menaje.
  • Castaño. La madera de castaño es reconocible por su color rojizo. Pese ser una madera de fibras gruesas, puede volverse quebradiza en contacto con el aire. Se utiliza en carpintería interior y exterior, siendo sus usos habituales la fabricación de vigas, puertas, ventanas, tarimas y muebles.
  • Cerezo. El cerezo nos regala una madera dura, pesada y especialmente vistosa por su color amarillo oscuro. Con ella se elaboran muebles de alta calidad.
  • Encina. La madera de la encina es ideal para trabajos de carpintería por su resistencia a la intemperie. Si estás pensando en reformar la carpintería de tu hogar, ésta es una buena opción, sobre todo para elementos exteriores (ventanas, persianas, puertas, etc.).
  • Haya. Con la madera de haya, de pocos nudos y tallas medulares, se fabricaban tradicionalmente carros y carretas. Actualmente se trata de una madera de gran consumo con la que se fabrican muebles para el hogar.
  • Nogal. La madera de nogal es una de las más nobles y preciadas, también en construcción. De hecho, gracias a su estructura compacta, fina y densa y a su buen envejecimiento, es una de las opciones más recomendadas en carpintería para el hogar. Su único inconveniente es su tendencia a apolillarse, por lo que requiere de un mantenimiento.
  • Olivo. El uso de la madera de olivo en construcción es limitado, reservándose para trabajos artísticos e instalaciones. También puede usarse para elaborar elementos decorativos.
  • Roble. La madera de roble es reconocida mundialmente por su calidad y resistencia al agua y al aire, siendo una buena opción si tienes pensado reformar o cambiar la carpintería de tu hogar. Este tipo de madera es versátil, y se utiliza tanto para fabricar puertas, muebles y suelos.

Carpintería a medida: ¿merece la pena?

Cuando nos planteamos reformar la carpintería de nuestro hogar siempre nos surge la duda de si merece la pena encargar los muebles a medida o no, y qué ventajas puede aportarnos a nivel funcional y estético.

En primer lugar, encargar la carpintería a profesionales y a medida, aunque puede ser más caro, ayuda a optimizar los espacios al máximo, aprovechando cada hueco, ángulo y estructura de una vivienda. A nivel estético, la carpintería a medida nos permite personalizar nuestros muebles y crear espacios únicos. Además, contarás con la garantía del trabajo profesional de carpinteros cualificados y con la supervisión de empresas de reformas de confianza como Geteco.

¿Pensando en la reforma de tu vivienda? ¡Contacta con nosotros!