Qué tener en cuenta en una reforma integral en un ático

Desde GETECO queremos daros algunos consejos para afrontar la reforma integral de un ático. Lo fundamental, como siempre, es tener claros tus objetivos, tus prioridades y tus necesidades desde el primer momento para poder hacer la reforma “completamente tuya”.

Aún así, hay algunos aspectos que siempre aportan más valor a un ático y que no debes pasar por alto: aprovecha al máximo la luz, da la máxima amplitud posible al espacio y no renuncies nunca a la funcionalidad.

Reforma integral de un ático: ¿por dónde empezamos?

Como empresa de reformas con una dilatada experiencia, desde GETECO tenemos muy claro por dónde empezar en la reforma integral de tu ático. Y es que, cuando se trata de espacios con tantas posibilidades y con resultados tan interesantes, conviene estudiar las diversas opciones antes de actuar.

El primer paso es buscar los aspectos del ático que puedan ser más interesantes. Por ejemplo, si tiene una gran terraza y quieres potenciar su uso, una buena idea es abrir grandes ventanales para centrar toda la atención en ella. Si por el contrario no tienes una gran terraza y tampoco un gran espacio interior pero tu ático tiene los techos altos, puedes jugar con los colores claros, el diseño minimalista y las “dobles alturas” para ganar toda la amplitud que puedas.

Espacios abiertos, zonas multifuncionales, puertas correderas, ventanales de vidrio convertidos en falsas paredes para los baños,...estos pequeños trucos son muy útiles para este tipo de reformas. Sólo tienes que saber verlas y encontrar a profesionales de la construcción que te asesoren.

Consejos para la reforma integral de tu ático

Realizar una buena reforma e incluso convertir un antiguo ático o buhardilla en un espacio habitable puede ser más sencillo de lo que parece. Éstas son algunas de las preguntas que pueden servirte para organizarte y para plantearte la mejor forma de hacerlo:

  • ¿Debes cambiar la estructura de los techos?
  • ¿Puedes utilizar todo el espacio según la normativa vigente?
  • ¿Está el ático concebido como estancia única (espacio abierto, tipo loft)?
  • ¿Puedes levantar o derribar tabiques?

Tras hacerte estas preguntas, deberás estar atento a estos aspectos fundamentales:

Iluminación

Uno de los principales aspectos a tener en cuenta al realizar la reforma integral de un ático es orientar las ventanas, en función de los puntos cardinales, para obtener mayor y mejor iluminación. Esta iluminación, además, puede influir en la distribución del ático y en el partido que puedes sacarle.

La recomendación general es orientar las ventajas del tejado (si es que las hay) hacia el norte, ubicando debajo zonas de almacenaje o de tránsito (por ejemplo, el recibidor). Si tienes ventanas laterales, es mejor orientarlas hacia el oeste, facilitando que entre una mayor cantidad de luz en la segunda mitad del día en el comedor o la cocina.

Por último, conviene que las ventanas de las habitaciones principales estén orientadas hacia el sur para una mejor iluminación y ventilación.

Aislamiento

Otra de las cosas a tener en cuenta en la reforma integral de un ático es el aislamiento. Este tipo de viviendas están mucho más expuestas al frío y al calor, por lo que habrá que aislarlas con garantías.

En casos como éste, los profesionales de las reformas de GETECO aconsejamos aislar con lana mineral techos, paredes y suelos. La lana mineral es un material sólido, de larga duración y un probado aislante térmico y del ruido. Además, es bastante “fino”, por lo que no aumenta el grosor de paredes o techos.

Nuevas ventajas y puertas

La reforma integral de un ático también es buen momento para cambiar las puertas y ventanas. En este segundo caso, una buena opción es apostar por ventanas abatibles de aluminio, aislantes y disponibles en multitud de tamaños y modelos. Las puertas correderas te ayudarán a no perder ni un centímetro de espacio y darán un toque moderno y práctico a tu vivienda.

Paredes y techos de colores claros

Respecto a los colores en paredes, los áticos, especialmente si son de tamaño reducido, tienden a pintarse de colores claros (blanco, colores pastel y crema, etc.) y siempre en tonalidades suaves. También se aconsejan tonos homogéneos para todo el espacio, ya que la ausencia de bordes de color en paredes y techos aumenta la sensación de amplitud. Lo suelos oscuros, principalmente de madera, darán a tu ático una sensación de calidez que seguro agradeces.

¿Y qué hacemos con la terraza?

Si tu ático dispone de terraza, sácale el máximo partido convirtiéndola en centro neurálgico de tu vida durante los meses de buen tiempo y en lugar para reuniones y cenas con amigos. Las plantas siempre le darán un toque fresco y “vivo”. Y si quieres disfrutar al máximo de esta terraza también durante los meses de invierno, prueba con un acristalamiento y conviértela en sofisticado rincón de lectura. Este espacio protegido también te ayudará a ahorrar en calefacción y en aire acondicionado.

Como ves, la reforma integral de tu ático puede tener opciones infinitas según tus gustos y necesidades. Llámanos o escríbenos sin compromiso. Estaremos encantados de asesorarte sobre ella.