Cómo hacer un proyecto de interiorismo: pasos a seguir

Analizar el espacio disponible, hacer un presupuesto detallado, definir el aspecto de paredes y suelos, elegir los materiales adecuados o enmarcar cada proyecto en un estilo decorativo al combinar colores, iluminación, texturas y diseño son algunos de los retos a los que nos enfrentamos los interioristas en nuestro día a día.

A continuación te contamos más sobre nuestro trabajo y cómo hacer un proyecto de interiorismo o decoración de interiores y sus pasos para desarrollar proyectos de interiorismo online como los que hacemos en Geteco.

¿Cómo hacer un proyecto de decoración de interiores?

Para hacer un proyecto de interiorsimo paso a paso, se valora, en primer lugar, el espacio disponible. El motivo es que no es lo mismo realizar un proyecto de decoración de interiores para un piso que para una casa de varias plantas. También es fundamental tener en cuenta las necesidades y gustos de los clientes, y los puntos clave que veremos a continuación.

Puntos clave de los proyectos de interiorismo 

Los puntos más importantes que valoramos en cualquier proyecto de interiorismo son:

  • Funcionalidad. Antes de desarrollar un proyecto de decoración de interiores debemos valorar cada espacio y cuál será su uso.
  • Estética. Elementos como el mobiliario o la iluminación confieren a los espacios una imagen y una personalidad propia.
  • Decoración. En los proyectos interiorismo es fundamental el uso de elementos decorativos. Algunos serán versátiles, con resultados funcionales y decorativos por igual; mientras que otros solamente servirán para decorar.

Fases de un proyecto de interiorismo

A la hora de saber cómo presentar un proyecto de interiorismo, tanto online como offline, estos requieren bocetos, planos escalados y perspectivas, algo básico para definir las cuestiones técnicas que se complementarán con detalles estéticos.

De forma global, las principales fase de un proyecto de decoración de interiores son:

Toma de datos

Es la primera toma de contacto con el cliente y con el espacio. La entrevista es muy importante, pues el interiorista conocerá de primera mano las necesidades del cliente y el alcance del proyecto. En esta reunión inicial el profesional también debe tomar algunas medidas, valorar la orientación de la vivienda, tomar notas sobre la luz natural, etc.

Concepto 

Con esta información básica, el interiorista puede dar forma al concepto sobre el que desarrollará el resto del proyecto. Ésta es la fase más creativa, en la que el profesional se documenta, plasma sus ideas y les da forma, y toma referencias de otros proyectos para inspirarse.

Anteproyecto 

Una vez el interiorista ha transmitido su idea al cliente, comienza a desarrollarla en papel, de forma más palpable, y empieza a trabajar distribuciones, plantas, secciones, perspectivas 3D, etc.

Presupuesto detallado

Aunque durante las tres primeras fases el interiorista puede empezar a valorar el presupuesto, éste debe detallarse antes de la fase de ejecución. Durante el desarrollo del presupuesto, será necesario contactar con proveedores y fabricantes, seleccionar materiales, etc.

Proyecto de ejecución

Una vez que el presupuesto está aprobado, llega el momento de planificar la ejecución del proyecto de interiorismo. En esta fase se realizan los planos definitivos y se definen cada fase de ejecución. El proyecto de ejecución es muy detallado y sirve como "guía" para todos los profesionales.

Incluye planos de distribución actual y distribución final, demoliciones, cambios o reformas en pavimentos o techos, paramentos verticales, instalaciones (agua, electricidad, aire acondicionado, gas, etc.), iluminación, muebles hechos a medida, elementos decorativos del mobiliario, etc.

Ejecución 

A la hora de cómo hacer un proyecto de decoración de interiores, podemos decir que esta es la fase más importante de cualquier proyecto de interiorismo a nivel práctico, y debe ceñirse al proyecto de ejecución. El interiorista tendrá que coordinar a los diferentes profesionales para solucionar cualquier imprevisto que pueda surgir.

Para cumplir los tiempos de ejecución pactados con el cliente, también será necesario tener un tiempo extra destinado a desperfectos, remates, etc.

Decoración 

Una decoración cuidada pone el broche de oro a cualquier proyecto de interiorismo. En esta fase se eligen telas, cuadros, lámparas, espejos, jarrones y todos aquellos detalles que, de alguna forma, darán el toque personal al proyecto y, en algunos casos, también mejorarán la funcionalidad del espacio.

Los proyectos de interiorismo exigen mucho más que asesoramiento estético. Por eso deben ser realizados siempre por profesionales que garanticen la perfecta sintonía entre funcionalidad, estética y decoración y que consigan integrar los diferentes elementos consiguiendo espacios agradables y prácticos.

¿Buscas un equipo de interioristas en Valencia? ¡Contáctanos!