Cuándo es necesario presentar un proyecto de reforma interior de vivienda

Antes de reformar una casa hay que poner en valor diferentes cuestiones. Algunas están relacionadas con aspectos económicos, estéticos y funcionales (valorar presupuestos, cambiar la distribución, elegir materiales, etc.), mientras que otras tienen que ver con los trámites administrativos necesarios antes de ponerse "manos a la obra" como solicitar licencias o hacer un proyecto de reforma interior de la vivienda técnico de ejecución.

Estos trámites son muy importantes, y de ellos dependerá la inversión o los plazos para el desarrollo de la obra, pero también que la reforma se ajuste a la legislación vigente.

¿Es obligatorio presentar un proyecto para la reforma del interior de una vivienda?

Los trámites administrativos asociados a la reforma de un piso o una casa están relacionados con el tipo de intervención que deseamos hacer.

Pongamos un ejemplo práctico: no es lo mismo cambiar los azulejos del baño, sustituir el suelo de la cocina o renovar instalaciones, que demoler tabiques o abrir ventanas nuevas.

En el primer caso, hablamos de cambios estéticos que no debemos justificar; en el segundo, la administración necesita saber si las nuevas habitaciones construidas cumplen con las normas mínimas de habitabilidad y con los requisitos de seguridad del Código Técnico de Edificación.

Te puede interesar: ¿Qué ocurre si haces una reforma de obra sin licencia?

Pero, ¿cuándo es obligatorio presentar un proyecto de ejecución para reformar el interior de una casa?

Según lo establecido por la Ley Orgánica de Edificación (LOE) en su artículo 2.1.b), la reforma de un piso necesita un proyecto técnico si la rehabilitación afecta a:

  • Elementos exteriores (fachadas y tejados).
  • Volumetría del espacio (es decir, que la reforma suponga un aumento o una reducción del espacio interior).
  • Elementos de la estructura de la vivienda (vigas, columnas o forjados de suelos y techos).
  • Cambios en el uso del inmueble (o lo que es lo mismo, convertir un local comercial en una vivienda o viceversa).

Por contra, el proyecto técnico de reforma del interior de una vivienda no será necesario para obras menores en las que no se toquen elementos estructurales.

En todo caso, nuestra recomendación como expertos del sector es consultar con el Ayuntamiento de tu localidad antes de realizar cualquier reforma para garantizar que se cumplen, tanto el Código Técnico de la Edificación (CTE), como las Normas de Habitabilidad de cada Comunidad Autónoma.

¿Tengo que hacer un proyecto técnico si quiero modificar la distribución de mi vivienda?

Esta es una de las preguntas más habituales que nos hacen nuestros clientes. Desde GETECO, como profesionales de las reformas y las rehabilitaciones en Valencia, intentaremos responder de la manera más sencilla y divulgativa posible.

Si la obra que quieres hacer consiste en levantar o quitar una pared para cambiar la distribución de tu piso o casa, tendrás que solicitar la cédula de habitabilidad. Este documento sirve para verificar que tu vivienda cumple ciertos criterios de solidez y salubridad. Después, será el propio Ayuntamiento el que, una vez aprobada la intervención, facilitará una licencia de obra menor.

Además, si con esta nueva distribución aumentas la superficie de tu casa, necesitarás una licencia de obra mayor.

En ambos casos necesitarás un proyecto técnico elaborado y visado por un profesional.

Si la reforma del interior de la vivienda únicamente afecta a los acabados (como un cambio de suelo o un cambio de alicatados) lo recomendable es solicitar lo que se conoce como "permiso de carácter informativo", es decir, un comunicado de obra. Esto es especialmente importante para evitar problemas y quejas con los vecinos.

¿Y qué ocurre si quiero cambiar el baño?

El baño y la cocina son las estancias interiores de la vivienda más susceptibles de reformar.

Nuestra recomendación, en ambos casos, es acudir a las oficinas de urbanismo de tu Ayuntamiento para saber si necesitas una licencia de obra mayor, de obra menor, un proyecto de reforma de interior o si no necesitas ningún documento específico.

Normalmente, si quieres cambiar pavimentos, sustituir alicatados o cambiar el mobiliario, no necesitarás presentar un proyecto técnico; si vas a cambiar espacios o volúmenes o si vas a modificar parte de las instalaciones del edificio, te solicitarán un proyecto de reforma de interior de vivienda; si la reforma implica eliminar el cuarto de baño para convertirlo en habitación, el proyecto técnico es obligatorio para corroborar que tu vivienda cumple con la normativa de habitabilidad.

Nuestra recomendación antes de realizar cualquier reforma en la vivienda son:

1. Dirígete a tu Ayuntamiento, comunica tu reforma y pide el permiso correspondiente.
2. Avisa a tus vecinos.
3. Realiza la reforma dentro de los límites establecidos en tu licencia.
4. Limpia y repara los daños que la obra haya ocasionado en las zonas comunes de tu inmueble.

Si tienes dudas al respecto, consúltanos.