Papel pintado: una buena opción para decorar tu casa

No es lo mismo decorar con papel pintado hace tres décadas que hacerlo ahora. Han cambiado las técnicas y materiales, y actualmente incluso existen papeles impermeables aptos para cocinas y baños. Por supuesto, también han cambiado los motivos: ahora se lleva lo floral y lo geométrico, y la tendencia actual es decorar con papel pintado y pintura de manera conjunta para resaltar zonas o diferenciar espacios. Por ejemplo, en un dormitorio, podemos pintar todas las paredes de blanco y, en aquella donde está el cabecero, poner papel más llamativo.

Aún así, y tal y como puedes ver a continuación, parte de la magia del papel pintado pervive a pesar de los años: ofrece tantas posibilidades como imaginas y nos permite dar un nuevo toque a nuestra casa con una inversión mínima.

Tipos de papel pintado y papeles pintados originales

En el mercado existen muchos tipos de papeles pintados para decorar. Y no nos referimos únicamente a una cuestión estética, donde puedes encontrar papeles pintados muy originales (motivos geométricos para el baño, étnicos para el comedor, florales para espacios de trabajo, vegetales y exóticos para el dormitorio, o divertidos para las habitaciones infantiles); también nos referimos a cómo esos papeles están fabricados y cuáles son los materiales que se utilizan para ello.

Así, podemos diferenciar cuatro tipos de papeles pintados:

Con base de papel

Este es el papel tradicional utilizado en decoración. Es ligero y barato, y para ponerlo es necesario encolar tanto la pared como el papel. Puesto que no es fácil de lavar, se recomienda para habitaciones con uso moderado (entradas, comedor, etc.).

Con base textil

Se fabrica mezclando papel con fibras naturales como el algodón o la seda. Su acabado suele ser bastante atractivo, ya que da la sensación de que la pared está cubierta de tela. Este tipo de papel es más pesado y soporta mejor tanto las rozaduras como la humedad. Su uso está recomendado, sobre todo, para dormitorios.

No tejido o TNT

El TNT está fabricado con una base textil a la que se añade una capa de acrílico que resiste la humedad y la luz. Es fácil de colocar y reponer (únicamente hay que encolar la pared), por lo que puede sustituirse total o parcialmente sin problemas. El papel TNT está recomendado para zonas de alto tránsito como pasillos y habitaciones/espacios de juego infantiles.

Vinilo

Los papeles de decoración de vinilo se componen de una base de papel y una capa de vinilo. Son totalmente impermeables y, para colocarlos, es necesario utilizar un tipo de cola especial “metil celulósica” aplicada en la pared antes de poner el vinilo. Están indicados para baños, aseos y cocinas.

6 ideas para decorar con papel pintado

  1. Utiliza los motivos florales en zonas de inspiración como despachos o zonas de trabajo.
  2. Si te gusta decorar con papel pintado, prueba a cubrir con él muebles y estanterías (por ejemplo, un armario empotrado). Ganarás sensación de espacio.
  3. Decorar con papel pintado te servirá para poner a prueba tu creatividad. Mezcla papeles con diferentes dibujos de la misma gama cromática y combínalos, por ejemplo, en zonas como zócalos, molduras, puertas, etc.
  4. Si no te atreves a decorar el cuarto de baño únicamente con vinilos, combina su uso con la madera. Una buena idea acorde con las tendencias actuales que te sorprenderá.
  5. Si eres de los que valoran lo clásico, apuesta por decorar con papel pintado “black & white”. Es un clásico que nunca falla.
  6. Los papeles pintados que imitan otros materiales y texturas como el hormigón, la madera o la piedra pueden ser de gran utilidad para disimular imperfecciones en la pared.

Ventajas de decorar con papel pintado

  • Decoración exclusiva. La gran variedad de papeles hace que las posibilidades para decorar con papel pintado sean prácticamente infinitas y que se adapten a todos los gustos y estilos.
  • Fácil de poner. Una de las ventajas del papel pintado es su facilidad de colocación y sustitución, algo viable a la hora de cambiar la decoración de una habitación o estancia.
  • Fácil de limpiar. El papel de decoración con base textil, TNT y vinílico se limpia fácilmente, así que su mantenimiento es sencillo. En la mayoría de los casos, podremos limpiarlo aplicando un paño húmedo con detergente no agresivo y frotando suavemente.
  • Flexible. Puesto que tiene patrones repetitivos, los papeles pintados pueden enlazarse entre sí sin ningún problema, independientemente de las dimensiones de la estancia.

Los únicos límites de decorar con papel pintado están en tu imaginación. Además, con el tiempo, repintar es un proceso más rápido y cómodo, y no ensuciarás tu casa porque no tendrás que lijar. Podrás cambiar el diseño tantas veces como quieras, y sacar el mayor partido a tus paredes.

Si te gusta la decoración y quieres seguir las últimas tendencias del sector, lee otros artículos de nuestro blog. Además, si lo necesitas, desde Geteco podemos ayudarte con tu decoración. ¡Contáctanos!