5 maneras de reformar la habitación principal

Cómo reformar una habitación: errores que no debes cometer 

En primer lugar, no debemos olvidar que el dormitorio es estancia de la casa que utilizamos todos a diario y que se destina al descanso y a la desconexión. Por este motivo, debe ser un lugar para sentirnos a gusto y, para conseguirlo, nada mejor que identificar nuestras necesidades, valorar el espacio que tenemos y planificar cada rincón.

Uno de los grandes errores al reformar un dormitorio es no aprovechar la luz natural. A veces las modas estéticas pueden hacer que olvidemos que la luz es un elemento más de nuestra casa, uno que está vivo y que puede cambiar nuestra percepción del espacio y repercutir en nuestra comodidad. Por ello, saber cómo iluminar tu casa cobra importancia.

Si vas reformar tu vivienda, la habitación principal es la que más agradecerá la ampliación de ventanas, imprescindible para crear un ambiente más acogedor y para ahorrar energía.

Otro error a la hora de reformar una habitación de matrimonio es olvidarnos del almacenaje. Normalmente el dormitorio principal es el más grande de la casa, aunque no eso no quiere decir que no debamos planificar cómo aprovechar el espacio. Existen diferentes opciones, siendo las más habituales instalar armarios, cómodas, mesillas o sinfonieres. Nuestro consejo es que muebles que encajan con tu estilo y con el espacio disponible y que, a la vez, te ofrezcan soluciones funcionales de almacenamiento.

Para terminar, cuando tenemos una habitación irregular, es habitual no aprovechar bien todo el espacio. Pero piensa que cualquier rincón, por pequeño que sea, puede tener utilidad. Por eso, si estás pensando en reformar tu habitación, nuestra recomendación es que, antes de hacerlo, consultes con una empresa profesional como la nuestra. ¿El motivo? Conseguirás optimizar el espacio y tendrás las mejores ideas para reformar tu habitación.

Cómo reformar un dormitorio: tips básicos 

A continuación exponemos algunos consejos para reformar una habitación matrimonial o dormitorio principal de manera rápida, sencilla y, en la mayoría de los, sin hacer grandes obras. 

Paredes con un toque de color 

Una de las formas más rápidas y económicas de reformar un dormitorio es pintar las paredes. A la hora de elegir un color, apuesta por uno que se adapte a tu estilo y gusto pero que también favorezca el descanso. Valora colores neutros y suaves como el beige, el rosa, el blanco o los pastel. Si buscas un contraste o algo más vistoso, puedes combinar los neutros con tonos llamativos o utilizar el papel pintado en alguna de las paredes.

Luces giratorias

Muchas veces pensamos en la iluminación de la habitación principal valorando solo su uso "para dormir". Sin embargo, muchas tareas que realizamos en nuestro dormitorio puede requerir luz natural o artificial. Por eso, uno de los tips para la reforma de habitaciones es no dejar puntos sin luz.

Nuestro consejo es apostar por luces giratorias que puedas enfocar hacia donde quieras y cuando lo necesites. Las luces con diferentes intensidades también pueden ser una buena opción para alternar momentos de relajación con actividades como leer, ordenar los armarios, etc.

Suelo perfectos

Si estamos inmersos en una reforma integral es importante que elijamos con cuidado qué tipo de suelo nos interesa más.

  • Los suelos de mármol o piedra darán un toque elegante a nuestro dormitorio, y tienen una alta durabilidad, aunque también un coste más elevado.
  • Los suelos de madera, por su parte, siempre son una buena opción cuando reformamos una habitación ya que aportan sensación de calidez.
  • Por último, si no quieres invertir demasiado dinero en la reforma de tu habitación puedes optar por los suelos de vinilo, más ajustados de presupuesto, fáciles de instalar y con muchas posibilidades estéticas.

Armarios empotrados y puertas correderas

Uno de los grandes secretos para reformar una habitación de matrimonio o principal es conseguir espacios más amplios, luminosos y funcionales. Los armarios empotrados y las estanterías de obra eliminan el uso de muebles y siempre una buena opción, así que si tienes huecos que no sabes bien cómo aprovechar, tenla en cuenta.

Por otra parte, si la habitación principal de tu casa es pequeña o si quieres dividirla en dos estancias (despacho y zona de descanso, por ejemplo) baraja la opción de instalar una puerta corredera para ahorrar espacio. Estas puertas son estéticas y únicamente debes hacer un muro ancho para encastrarla en su interior.

Pequeños detalles, grandes cambios 

Para terminar, si deseas conseguir mayor espacio sin hacer una gran reforma en tu dormitorio, te aconsejamos que juegues con espejos y plantas. Los primeros, en la puerta del armario o en paredes enfrentadas, además de funcionales, también son decorativos; las segundas inspiran relax y aportan frescura al ambiente, algo que siempre agradecemos en un espacio dedicado al descanso.

En Geteco desarrollamos todo tipo de reformas y proyectos de interiorismo para ofrecerte una personalización total en cada espacio de tu casa. Si quieres que tu dormitorio encaje con tus gustos y necesidades, contacta con nosotros. Somos una empresa de reformas diferente.