Las mejores ideas para reformar un loft

La palabra "loft" nos evoca a las viviendas modernas, espaciosas y luminosas de las películas y series ambientadas en grandes ciudades como Londres o París.

No se trata de algo casual: esta palabra es, originalmente, un anglicismo que podemos traducir como "desván", "galería" o "almacén", y que, en términos inmobiliarios, durante la pasada crisis se utilizó para definir (más bien para rebautizar) aquellos inmuebles amplios, diáfanos, sin espacios delimitados y con mucha luz natural.

Esto desde un punto teórico. Desde una visión práctica, los loft se convirtieron en un tipo de vivienda en el Nueva York de los años 50 y 60, cuando los artistas buscaban espacios económicos que pudieran convertir en hogar y taller. Y, en este sentido, los cambios de hábitos en cuanto a trabajo han propiciado que, actualmente, los loft sean un tipo de vivienda muy demandada.

El problema es que a veces los loft se encuentran en edificios antiguos y en zonas industriales, y no cuentan con los mismos servicios que una vivienda tradicional.

Además, reformar un loft no siempre es sencillo si queremos darle un toque más personal o crear varios ambientes ¡Por ello te damos estas ideas para reformar un loft que seguro te ayudarán!

Reformar un loft: qué tener en cuenta

La reforma de un loft es uno de los retos que nos encantan a las empresas de reformas como GETECO por varias cuestiones. La primera de ellas es que supone un ejemplo práctico de cómo aprovechar al máximo cada centímetro, sobre todo cuando hablamos de loft de apenas 50 m² ubicados en el centro de las grandes ciudades.

Al reformar un loft, debemos tener en cuenta estos cinco tips básicos:

Altura para crear un espacio funcional

Los loft tienen techos altos, lo que nos ofrece muchísimas posibilidades estéticas y funcionales. Esto implica aprender a ver el espacio con "visión de altura", es decir, planificar su distribución desde una perspectiva totalmente diferente.

Una de las ideas para reformar un loft más interesantes es emplear la altura para crear un altillo de almacenaje o instalar un dormitorio "extra". En ambos casos, no es necesario que cuente con la misma altura que la zona baja, que es donde haremos vida y donde podremos seguir manteniendo techos altos.

Cocina integrada

Los loft no tienen muros o tabiques, así que el "concepto abierto" está implícito en ellos. Solamente hay dos zonas separadas: el baño y el dormitorio. En el resto de la casa, podemos usar estanterías o columnas para dividir el espacio de manera funcional.

Respecto a la cocina, y aunque nuestro loft sea espacioso, una de las consignas generales es integrarla en la casa. O lo que es lo mismo, apostar por una cocina abierta.

Las cocinas abiertas no son exclusivas de loft o pisos pequeños. Aun así, a muchas personas les preocupa el tema de los humos. Sin embargo, existen sistemas y campanas extractoras que eliminan los olores causados por los alimentos cocinados sin problema.

Como gran ventaja, las cocinas integradas en el salón o en la vivienda permiten conseguir un espacio principal más abierto y luminoso.

Mobiliario móvil

Otra de las ideas para reformar un loft es elegir un mobiliario móvil, especialmente si contamos con un espacio reducido.

Con mobiliario móvil nos referimos a muebles multifuncionales o que pueden moverse y desmontarse con facilidad.

De esta forma, la zona principal puede ser un espacio de trabajo entre semana, un lugar de juegos los fines de semana, un salón "tradicional" cuando toda la familia está en casa o el punto de reunión para cenas y fiestas con amigos.

Rincones de almacenamiento

Esto es exactamente igual en cualquier otro tipo de reforma: nuestro consejo siempre es aprovechar al máximo los espacios de almacenamiento.

Además de un altillo, si tu loft tiene escaleras, puedes habilitar su espacio inferior y poner allí cajoneras y armarios. ¿Lo más importante? Que cada cosa tenga su sitio asignado.

Colores claros y estilo neutro

Los loft suelen asociarse con las estéticas industrial y minimalista. En ambos casos, el blanco es el protagonista para las paredes, que combinarán a la perfección con los colores oscuros o en madera para puertas y suelos.

A la hora de pensar en ideas para reformar un loft, los propietarios también suelen decantarse por los tonos neutros: al fin y al cabo, la combinación de blanco y negro no pasa de moda, es elegante y no te cansará.

En todo caso, puedes aprovechar un mobiliario y unos objetos de decoración coloridos para aportar a tu vivienda este toque alegre, personal y distintivo que todo hogar necesita.

¿Pensando en hacer una reforma integral de tu vivienda en Valencia? Llámanos.