Ideas para crear una zona relax en el interior o exterior de tu casa

Nuestro ajetreado ritmo de vida nos obliga muchas veces a hacer un parón mental y físico para recargar las pilas. No se trata de una cuestión baladí: según los expertos, el estrés es la enfermedad del siglo XXI, y una buena receta para combatirlo es disponer de un espacio propio donde descansar o relajarnos cuando lo necesitemos.

Sabemos que tener una zona de relax en casa no siempre es fácil, ya que el espacio puede ser un problema. Sin embargo, encontrar un pequeño rincón para disfrutar de la calma y la paz no es tan complicado si sigues estos consejos.

Además, si dedicas un tiempo a su planificación, no será necesario hacer obras o dedicar un gran desembolso a su diseño y creación.

Claves para crear una zona relax en casa

1. Localiza tu rincón favorito

Lo primero que necesitas para diseñar una zona de relax en tu casa es espacio.

Evidentemente, no todo el mundo dispone de un gran jardín o de una habitación entera para destinar a este fin. Pero, si pones a prueba tu imaginación, no tardarás mucho en encontrar el rincón perfecto para ti: en los espacios interiores, como pueden ser el comedor, el despacho o el dormitorio, una buena alternativa es generar diferentes ambientes; en los espacios exteriores pequeños, como balcones o terrazas, podemos añadir elementos plegables como bancos, mesas y sillas.

2. Dale forma en función de su uso

Una vez hayas localizado y elegido tu zona de relax, tendrás que darle forma en función de su uso principal.

Si quieres un rincón para disfrutar de la lectura, lo más importante será la iluminación. De ahí que la mejor opción sea ubicarlo cerca de una ventana exterior que, a modo de mirador, puede ayudarte a desconectar del día a día. En este caso, también es fundamental tener un buen asiento o sillón y contar con una lámpara de luz directa y cálida.

Te puede interesar: Cómo iluminar tu casa

Si, por el contrario, buscas un pequeño espacio de relax en el que practicar yoga o meditación y hacer estiramientos, lo más relevante es que la zona esté despejada para poner una esterilla o una alfombra cómoda. Como ya sabes, durante estas prácticas conviene que nuestro alrededor nos inspire tranquilidad, así que te aconsejamos pintar las paredes en tonos blancos o neutros, usar plantas naturales a modo de decoración y añadir un espejo para conectar contigo mismo/a.

Por último, si simplemente deseas un rincón donde ver la tele, escuchar música o relajarte en tus momentos de ocio, lo más importante es tener un sofá o sillón cómodo. Para aumentar la sensación de confort y calidez, añade velas, cojines o mantas para disfrutar de una buena conversación o de una siesta.

3. Apuesta por los elementos prácticos

Todas las zonas de relax de la casa, independientemente de si son exteriores o interiores, tienen algo en común, un eje central alrededor del cual se organizan el resto de elementos. Este eje puede ser tanto un sillón como una butaca, una hamaca, un columpio, un banco, una alfombra o un puf.

Una buena elección, sobre todo si tu espacio es limitado, es optar por los sofás modulares, que permiten crear composiciones personalizadas y que puedes variar sin demasiado esfuerzo.

Si dispones de un salón o de un despacho más grande, los chaise longue de diseño y reclinables son una opción clásica y que no pasa de moda para crear zonas de relax en casa.

Normalmente, estos asientos se acompañan de un pequeño mueble, como un revistero para tus libros o revistas favoritas. También puedes colocar cerca una mesita o una estantería.

Puesto que la desconexión muchas veces se relaciona con la intimidad, una buena idea para las zonas de relax interiores es usar separadores de ambientes. Los biombos son una alternativa elegante, que encaja prácticamente con todos los estilos y con la que conseguirás aislarte visualmente.

4. Aporta tu toque personal

Nuestro último consejo para crear una zona de relax en casa es que te rodees de aquello que te haga sentir en paz y tranquilidad. Las plantas, flores y velas son una buena idea, aunque también puedes optar por cuadros o fotografías más personales o inspiracionales.

Respecto a los colores, te recomendamos el blanco y los tonos neutros, tanto en paredes como en base para decorar. Además, es muy importante que el espacio esté bien ordenado y organizado. Si, además, está libre de elementos tecnológicos y electromagnéticos, mucho mejor.


En GETECO damos forma a tus sueños. Si estás pensando en hacer una reforma en tu vivienda, llámanos. Nuestro equipo de reformas integrales en Valencia te asesorará para sacar el máximo partido y funcionalidad a cada estancia de tu casa.