Decoración de loft estilo industrial: claves para conseguirlo

Debido a su sencillez y versatilidad, la decoración industrial encaja muy bien en locales como restaurantes, tiendas o despachos. Pero, si lo deseas, también puedes dar a tu vivienda este aire "industrial". Para conseguirlo, es necesario que tu casa sea amplia y que tenga techos altos con luz natural. Por eso, habitualmente este estilo se aplica a un tipo de vivienda muy concreto: el loft.

¿Qué es un loft y por qué encaja con el estilo industrial?

En los anuncios de las inmobiliarias este término aparece con bastante frecuencia.

El origen de este tipo de vivienda lo encontramos en EE. UU., concretamente en la década de los cincuenta del siglo pasado, en un momento económico definido por la desindustrialización de algunas zonas urbanas donde se ubicaban fábricas o almacenes. Así, barrios como Tribeca o el Soho de Nueva York se vieron, en poco tiempo, abocados a la presencia de multitud de edificios abandonados.

En este contexto surgió la idea de reconvertir todos esos espacios en casas, apartamentos o estudios para artistas, respetando distribuciones y elementos para no olvidar su origen "industrial".

Además, un loft se define por tres características: amplitud, luminosidad y disposición diáfana que permite que los espacios conecten entre sí.

Características del estilo industrial

Antes de darte algunos consejos para la decoración de un loft industrial, intentaremos definir las principales características de este estilo.

Estructuras a la vista

La decoración industrial apuesta por la desnudez de las estructuras. De hecho, es habitual que elementos propios de la arquitectura interior o de las construcciones se expongan como una parte más del diseño.

Materiales "fuertes"

En la decoración de estilo industrial, los materiales juegan un papel determinante. La combinación es prácticamente infinita: decoración con muebles reciclados conviven con acabados en hierro o en acero, con maderas toscas, con tuberías y estructuras arquitectónicas vistas o con paredes de ladrillo y hormigón.

Colores neutros

Los colores también son importantes en la decoración de un loft estilo industrial. La paleta cromática de este estilo se define por los tonos neutros, ya que el objetivo es dar importancia a elementos. Aun así, básicos como el blanco, el negro o el gris se combinan con tonos rojos y marrones para crear interesantes contrastes visuales.

Ambiente minimalista y funcional

Como buen estilo contemporáneo, la decoración industrial es minimalista: los ambientes trasladan sensación de orden, y los muebles y accesorios se eligen con la funcionalidad como principal criterio.

Te puede interesar: Las 4 claves para entender la decoración minimalista.

Teniendo esto en cuenta, algunos de los elementos que definen la decoración de un loft de estilo industrial son:

  • Espacios abiertos y amplios.
  • Tuberías y conductos de ventilación, aire acondicionado, etc. expuestos.
  • Superficies y estructuras metálicas a la vista.
  • Suelos o paredes de hormigón.
  • Ladrillos caravista en paredes.
  • Madera envejecida o restaurada.
  • Accesorios y mobiliario vintage combinado con elementos modernos.

5 ideas de decoración para tu loft estilo industrial

Las viviendas tipo loft son el escenario ideal para la aplicación de proyectos decorativos de estilo industrial. Su naturaleza como espacios abiertos encaja a la perfección con la amplitud espacial, la ausencia de paredes o la presencia de grandes ventanales propia de esta decoración.

Además de todos los elementos de los que ya hemos hablado, algunos consejos básicos para la decoración de un loft industrial son:

1. Ventanas sin vestir. Si tienes un gran ventanal, no pongas cortinas: lo ideal es que los cerramientos, sobre todo si son oscuros y de materiales metálicos, sean visibles.

2. Espacios diáfanos. Este aspecto es clave para la decoración de un loft con estilo industrial. Si vas a hacer una reforma, prescinde de tabiques innecesarios para crear espacios funcionales donde la vista fluya y la luz sea intensa. ¿Otra idea? Sustituye los tabiques tradicionales por cerramientos de acero/hierro y cristal.

3. Piezas icónicas. El mobiliario asociado al estilo industrial permite la "convivencia" de muebles vintage y modernos, siempre apostando por el minimalismo. Pero también se deja seducir por las piezas icónicas. Así, si tienes que elegir un sofá, apuesta por el mítico Chester de cuero; y a la hora de comprar sillas, una buena elección asociada a este estilo son las Tolix con patas de hierro.

4. Textiles clásicos. Los patrones de carácter sobrio o desgastado son los que mejor se adaptan al estilo industrial. Por eso, en la decoración de tu loft de estilo industrial no pueden faltar motivos como cuadros escoceses o tejidos como el tweed.

5. Iluminación brillante. Además de la luz natural, una de las máximas del estilo industrial es que la iluminación artificial tenga su propia personalidad. Destacan los colores cálidos, con bombillas vistas, lámparas de metal y focos inspirados en la fotografía o el cine. Si te interesan los temas de iluminación o no sabes muy bién qué estilo de iluminación es acorde con tu hogar, te recomendamos que leas nuestro artículo sobre cómo iluminar tu casa.


La decoración industrial es sencilla, pero también versátil y llena de personalidad. Por eso resulta tan atractiva. Además, este estilo es muy funcional y se relaciona con la reutilización de materiales.

Esperamos que estos consejos para la decoración de tu loft industrial te resulten interesantes. Somos profesionales de las reformas en Valencia y te ayudaremos a conseguir una casa acorde con el estilo que buscas.