7 consejos para iluminar un piso pequeño

Los pisos pequeños implican dificultades para encontrar muebles que se adapten a las circunstancias, o una decoración suficientemente versátil como para aportar un estilo determinado sin restar demasiado espacio.

Factores a valorar para iluminar un piso pequeño:

Iluminar un piso pequeño de manera correcta también puede suponer un gran desafío. De hecho, si planificar la iluminación es un paso previo fundamental antes de cualquier reforma o cambio de decoración en una casa, en los pisos pequeños su relevancia es todavía mayor.

Antes de estudiar todas nuestras posibilidades para iluminar un piso pequeño, debemos tener en cuenta:

  • El tipo de luz que tenemos en la vivienda. De hecho, uno de los principales problemas de los pisos y apartamentos pequeños es que apenas tienen ventanas exteriores que faciliten la entrada de luz natural.
  • Las habitaciones disponibles. La iluminación por habitaciones es importante. No será igual en un espacio diáfano aunque pequeño, que en otro de las mismas dimensiones pero con tabiques o habitaciones separadas.
  • Las posibilidades de obra. Es decir, si al hacer un proyecto de iluminación podemos hacer pequeñas reformas que nos permitan ganar luz o incorporar determinados tipos de fuentes y lámparas.

Por otra parte, cada estancia de la vivienda requiere unas condiciones de iluminación diferentes, según su uso y las actividades que realicemos en ella. Esta premisa sirve para viviendas de todos los tamaños. Para medir la luz se emplean tres unidades: el vatio, el lumen (flujo luminoso que emite una fuente de luz, expresado como lm.) y el Lux (cantidad de lumen que hay por metro cuadrado).

Como norma general, la luz requerida para las diferentes habitaciones es:

  • Cocina: 500 lux.
  • Despacho: 500 lux.
  • Baño: 200 lux.
  • Espejo del baño: 500 lux.
  • Salón: 200 lux.
  • Habitaciones: 150 lux.

En habitaciones, baños y salones pequeños (hasta 7m2) necesitaremos luces con 875 lm. En estancias de más 12m2, esta cantidad prácticamente se duplica. Respecto a la cocina y otras zonas de trabajo (despacho, zona de estudio, etc.), se recomiendan 2.000 lm para habitaciones hasta 7m2, y de 3750 lm. para espacios de 12m2.

¿Qué tipo de luz utilizar?

Al planificar cómo iluminar un piso pequeño, también debemos valorar los diferentes tipos de luz disponibles

Luz cálida 

El tono de luz cálido abarca a partir de los 1000ºK, y genera un tono rojizo, similar al que emiten las velas. Este tono puede ser suficiente en zonas de paso (pasillo) o en los dormitorios y zonas de descanso.

Luz neutra

Va desde los 3300 hasta los 5500ºK, y se recomienda para zonas de la casa con gran actividad, ya que resalta colores y brillos. Esta luz es muy versátil y se recomienda, entre otros espacios, para los cuartos de baño.

Luz fría

Abarca la temperatura de color de 5600ºK hasta 10000ºK. Esta luz es muy brillante, y podemos usarla para resaltar cuadros o detalles decorativos, o en espacios fríos como trasteros, almacenes, negocios, etc.

Cómo iluminar un piso pequeño: 7 consejos básicos

  • Aprovecha la luz natural. Si tienes ventanas exteriores, usa cortinas de tejidos ligeros y tonos claros.
  • Utiliza luces empotradas e indirectas, como pequeños focos en el techo, el suelo o la parte baja de la pared. Este tipo de fuentes generan sensación de amplitud y, como no hacen sombras, crean un ambiente agradable.
  • Una luz para cada espacio. Cada estancia debe tener una luz diferente. Por ejemplo, en el comedor, donde puedes relajarte viendo la TV, apuesta por la luz indirecta y cálida.
  • Usa la regla del 3/4. Esto quiere decir que conviene iluminar al menos tres de las cuatro esquinas de cada habitación para evitar espacios con sombras.
  • Dirige el haz de luz hacia el techo. Se trata de un truco que, de manera sencilla, hace que el espacio parezca más alto. Solo tienes que dirigir apliques y lámparas hacia arriba.
  • Lámparas de diseño sencillo. Las lámparas ligeras y con diseño sencillo serán tus mejores aliadas para iluminar un piso pequeño.
  • Paredes, suelos y muebles claros. Los colores claros reflejan la luz y aumentan la luminosidad de cualquier estancia, una "característica” que todavía será más relevante en pisos pequeños.

Por último, y como siempre que desees hacer una reforma, piensa en conjunto. La mejor forma de iluminar un piso pequeño es tener en cuenta todo el espacio para elegir las mejores luces de suelo, de mesa y de apoyo.

¿Te ayudamos a "dar luz" a tu casa? Contacta con nosotros. Somos expertos en reformas integrales en Valencia.