Cómo saber si una pared de carga a la hora de planificar una reforma

Cuando hacemos una reforma integral, la estética, aunque valiosa, pasa a un segundo plano (al menos inicialmente).

En una obra de estas características, tiene más peso la parte estructural de la vivienda para saber qué elementos podemos o no podemos tocar al plantear una nueva distribución.

Uno de los aspectos más importantes es identificar los muros o paredes de carga.

¿Qué es un muro de carga y para qué sirve?

Los muros de carga son paredes que forman parte de la estructura de una vivienda y sobre las que recae el peso del edificio.

Los muros de carga cumplen una función estructural de soporte junto con otros elementos arquitectónicos como son los dinteles, las columnas o los pilares.

Cómo saber si una pared es de carga: trucos y consejos

Si estás pensando en hacer una reforma integral y en cambiar la distribución de tu vivienda, seguramente te preguntas cómo saber si una pared es de carga.

Aunque esta valoración requiere el asesoramiento profesional de una empresa de reformas como GETECO, existen algunos consejos que pueden guiarte.

  • El primero es el grosor de la pared: los muros de carga miden entre 30 y 50 centímetros, mientras que los tabiques son más delgados (10-15 centímetros de ancho). Observando la jamba de la puerta, puedes tener una visión más clara del grosor de una pared.
  • El segundo consejo es golpear la pared con los nudillos o con el mango de un martillo. En el caso de los tabiques, se producirá un sonido hueco, mientras que en los muros de carga el sonido será paco y compacto.

Otros trucos para saber si tu pared es de carga

Para saber si una pared es de carga con mayor seguridad, debes consultar los planos de tu vivienda.

Lo ideal es que sea un plano actualizado para saber cualquier modificación y reforma que se hayan realizado previamente. Identificar un muro de carga en el papel no es complicado: debes fijarte en aquellos trazados con contorno grueso, con diferentes texturas en su interior o con un eje grueso en el centro.

Igualmente, los muros de las fachadas y medianeras siempre son de carga, porque, además de aislar térmica y acústicamente, sostienen la techumbre del edificio.

También es probable que las paredes que forman el perímetro de las escaleras sean muros de carga.

Para finalizar, debes valorar la división del edificio y la ubicación de las paredes.

Por ejemplo, si en un bloque de pisos hay paredes que se mantienen en todas las plantas, es probable que sean muros de carga.

Respecto a la ubicación, las vigas a la vista pueden indicarnos dónde hay muros de carga, ya que se apoyan ellos. Esto quiere decir que prácticamente cualquier pared perpendicular a la dirección de las vigas será un muro de carga.

¿Se puede tirar una pared de carga cuando hacemos reforma integral?

La respuesta a esta pregunta es compleja.

Tirar un muro de carga es eliminar uno de los soportes de la vivienda, lo que puede ocasionar daños y desperfectos importantes en el edificio.

Existen medios técnicos para eliminar muros de carga, pero se trata de una labor compleja, que únicamente puede realizar personal especializado.

En las reformas, normalmente los muros de carga no se tocan. Pero cuando hacemos una reforma integral, a veces es necesario derribarlos parcialmente para abrir un hueco. Esta operación es más sencilla que el derribo total, pero sigue siendo delicada y requiere la redistribución de cargas y el cálculo para reforzar el resto de la estructura del edificio.

Por otra parte, para agujerear o taladrar un muro de carga debemos seguir algunas precauciones. Entre ellas, quitar el revestimiento del muro, levantar el pavimento para dejar a la vista la parte que va a ser eliminada y colocar pilares metálicos como soporte de carga, placas de anclaje y vigas cargadero tipo UPN antes de abrir el hueco.

Los muros de carga no tienen nada que ver con los tabiques, que son elementos divisorios de los que podemos prescindir sin problemas. Antes de tirar o abrir un hueco en un muro de carga, debes tener en cuenta que:

  • Hay que analizar los elementos preexistentes y su estado.
  • En la medida de lo posible, conviene no tocar cableado eléctrico, tuberías ni conducciones generales.
  • El pavimento se verá siempre afectado.
  • Por ser un elemento común, cualquier modificación de un muro de carga requiere autorización de la comunidad de vecinos.
  • Es fundamental valorar cómo la modificación del muro de carga afectará a la estructura y analizar qué refuerzos estructurales serán necesarios.
  • Este tipo de intervenciones se consideran "Obra Mayor", así que será necesario contar con la licencia pertinente y con un proyecto realizado por un técnico cualificado.


En GETECO somos expertos en reformas integrales en Valencia. Si estás pensando en hacer una reforma integral, llámanos.