Claves para elegir la mejor pintura para el interior de una casa

¿Son los tonos pastel una buena opción para una habitación o para un despacho? ? ¿Y para una cocina? ¿De qué depende elegir uno u otro color? ¿Del espacio? ¿De la luz?

En GETECO somos profesionales de las reformas en Valencia, y también te asesoramos sobre aspectos que te ayuden a sacar el mayor partido a tu vivienda. Por eso, hoy hemos decidido recopilar algunos puntos clave para elegir la mejor pintura para el interior de una casa.

No es solo cuestión de color...

La pintura para el interior de las casas tiene una doble función: por una parte, protege las paredes del día a día de los usuarios y, por otra, permite dar un toque decorativo a cada una de las estancias de la vivienda. Y es que, aunque muchas veces pensamos que lo más importante es el color con el que pintamos una pared o un techo, lo cierto es que debemos tener en cuenta los diferentes tipos de pintura para interiores que hay en el mercado según las necesidades de cada habitación. Por ejemplo, el baño es más húmedo, mientras que la cocina está expuesta continuamente a humos o vapores. Esto hace que en ambos casos sea necesario buscar pinturas adecuadas para estas situaciones.

A continuación vamos a hablar de los diferentes tipos de pintura según el tipo de estancia a la que queramos dar color.

Pintura para baños y aseos

Por su uso, cuartos de baños y aseos son las estancias que mayor mantenimiento “higiénico” requieren. Por eso, a la hora de elegir una pintura para el interior de una casa y concretamente para el baño, puedes optar por una pintura anti-hongos, que evita la proliferación de hongos, y es muy resistente a la humedad y a los cambios de temperatura.

Otra opción sería utilizar pintura fotocatalítica, capaz de “absorber” la luz tanto natural como artificial. Esta pintura funciona como una especie de depurador que elimina microorganismos, bacterias y olores, y ayuda a mantener las paredes más limpias.

En los últimos años también se ha puesto muy de moda, sobre todo en casos de reformas, pintar los azulejos del cuarto de baño. En este caso, te aconsejamos elegir esmaltes con base de aceite porque resisten muy bien la humedad y tienen un acabado más elástico. Este tipo de pintura ofrece un acabado “uniforme” sin machas de rodillos ni brochas, y existe una amplia gama de colores disponible en el mercado. ¿Lo principal? Limpiar y desengrasar la superficie antes de aplicar el esmalte.

Pintura para cocinas

En las cocinas se acumula grasa y humo a diario, por eso hablar de pinturas para el interior de casas y cocinas debemos apostar por pinturas especiales y adecuadas a este fin. Las opciones son básicamente tres:

  • Las pinturas anti-hongos y catalíticas (iguales que las que se utilizan en los baños).
  • Las pinturas anti-condensación (para ayudan a prevenir la aparición de manchas de humedad)
  • Las pinturas anti-manchas (que deben aplicarse una vez las manchas de humedad ya han aparecido).

Para la cocina se recomiendan pinturas con acabados brillantes porque combinan mejor con los azulejos y permiten una menor adherencia de la suciedad, algo que agradeceremos sobre todo a la hora de limpiar.

Pintura para dormitorios y otras habitaciones

Las pinturas lavables se recomiendan sobre todo en salas de juegos y habitaciones infantiles, ya que es más fácil que en ella aparezcan manchas en ellas. Con este tipo de pintura, quitarlas será sencillo: únicamente debes humedecer un paño y limpiar, y la pintura no se levantará.

Otra opción son las pinturas al temple, que es el tipo de pintura para el interior de casas más clásica, o las pinturas plásticas, que aunque son impermeables no pueden usarse en zonas de humedad. Las pinturas decorativas, que imitan el mármol o la madera, también son una buena elección cuando queremos convertir las paredes en un elemento decorativo más, por ejemplo si nuestra casa es de estilo rústico.

Para acabar, en el mercado también existen pinturas hipoalergénicas, inodoras y recomendadas para personas con alergias y con problemas respiratorios.

4 consejos básicos para elegir la pintura del interior de las casas

Color e intensidad según el tamaño de la estancia

Los colores intensos absorben la luz. Por eso, para habitaciones pequeñas es mejor elegir tonalidades claras y preferiblemente frías (blanco, azul, verde, etc.) Si queremos resaltar una de las paredes con un color más fuerte, el consejos es pintar aquella que tenga ventana/s para que la luz incida con mayor fuerza en las paredes blancas. Combinar diferentes tonos de color en una misma habitación también puede ayudarte a generar sensación de amplitud: si la pared del fondo es más oscura que las laterales, conseguirás que éstas se separen y la estancia se ensanche visualmente.

La luz, un elemento clave

Para elegir combinaciones de pinturas para interiores de casa efectivas debemos tener muy en cuenta la luz natural de cada estancia. Si tiene sol durante muchas horas al día, tienes la opción de elegir colores más oscuros. Sin embargo, si tus horas de claridad son reducidas, opta por tonos más tenues.

Un color para cada estancia

Cada habitación tiene un uso y, por lo tanto, puedes permitirte aplicar en ellas colores diferentes. Por ejemplo, no es lo mismo elegir el color de un estudio o un despacho que el de un dormitorio. En el primero, dedicado a la actividad intelectual y al trabajo, puedes permitirte combinar colores más estimulantes, como por ejemplo el mostaza, el naranja, el granate o los verdes intensos. Para las habitaciones, diseñadas para el descanso, es mejor optar por tonos “relajantes” como el blanco, el gris, el azul o diferentes tonalidades pastel (verdes, salmón, crema, rosa, etc.).

La mejor pintura interior de casas según tu estilo

Elegir la mejor pintura y las mejores combinaciones de color también depende del estilo y de la decoración de tu casa. Si tus muebles son contemporáneos y minimalistas, la mejor opción son los colores planos, neutros y fríos (sobre todo el siempre efectivo blanco, el azul o el gris). Si por el contrario tu casa tiene un estilo “vintage”, nuestra recomendación son los colores intensos como el verde, el ocre o el rosa. Por último, si quieres dar a tu vivienda un tono clásico, te recomendamos los tonos tierra y arena.


Esperamos que estos consejos te resulten útiles para elegir la mejor pintura para el interior de tu casa. Síguelos y, si tienes dudas, pídenos asesoramiento. En Geteco contamos con un equipo multidisciplinar para llevar a cabo cualquier tipo de reforma en Valencia. ¡Ponte en contacto con nosotros!